Borrar
Dopamina, cortisol... seis hormonas que pueden mejorar tu vida (y cómo puedes 'fabricarlas')

Dopamina, cortisol... seis hormonas que pueden mejorar tu vida (y cómo puedes 'fabricarlas')

Imagina tener en el cerebro una fábrica capaz de producir seis sustancias que pudieras usar a tu voluntad para crear la sensación concreta que quisieras, cuando quisieras y… ¡gratis! Pues resulta que sí que lo tienes

Martes, 28 de mayo 2024, 17:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Qué mala prensa tienen las pobres. Cuántas veces decimos eso de 'serán las hormonas' en plan negativo, aunque quede bastante casposo en la mayoría de las ocasiones: para justificar el comportamiento 'enloquecido' de los adolescentes, los cambios emocionales (a peor) de las mujeres y también de los hombres cuando muestran su lado más neanderthal... Sin embargo, a nivel cerebral, pueden ser nuestras máximas aliadas si logramos identificar su papel y controlarlas. Así lo manifiesta el divulgador de origen sueco David JP Phillips, quien afirma que, aunque existen cientos de sustancias responsables de nuestro estado de ánimo, solo hay seis -dopamina, oxitocina, serotonina, cortisol, endorfinas y testosterona- que son capaces de producir efectos inmediatos y cuya producción, según el experto, podemos llegar a controlar con técnicas sencillas.

Phillips, que se interesó por esta cuestión tras superar una grave depresión, lo explica así: «Imagina tener en el cerebro una fábrica de sustancias químicas capaz de producir seis sustancias que pudieras usar a tu voluntad para crear la sensación concreta que quisieras, cuando quisieras y… ¡gratis! Pues resulta que esto sí que lo tienes». Es decir, asegura que podemos hacer mucho por regular nuestra propia química y conseguir resultados duraderos. De hecho, considera que en unas ocho semanas se puede crear lo que el llama un 'cóctel' de hormonas que actúe a nuestro favor. Vamos allá con los ingredientes, a 'combinar' según nuestras necesidades:

1. Dopamina

Es la hormona que nos ayuda a acabar nuestras tareas, sean difíciles o divertidas, con buen humor y con sensación de satisfacción. «Genera energía, motivación, deseo y placer… y tiene un importante papel en la creación de recuerdos a largo plazo», detalla Phillips, autor de 'Las seis hormonas que van a revolucionar tu vida' (ed. Planeta) . Su papel es importante en la regulación de la recompensa, en la fuerza de voluntad y en la toma de decisiones.

-Qué hacer para aumentarla: Debemos huir de buscar la dopamina 'rápida', la que se genera tras ver series de televisión o pasarse las horas con las apps del móvil, e intentar fomentar el incremento de la dopamina 'lenta', que se consigue leyendo, haciendo crucigramas, quedando con amigos o recuperando una afición que habíamos abandonado. Según el experto, si caemos en el vicio de generar dopamina 'rápida' -la de vaguear-, el cerebro tenderá a evitar producir la 'lenta', que se logra «con acciones como hacer manualidades o ejercicio». Así, para subir la dopamina 'buena', aconseja no estar todo el día mirando el teléfono y desactivar las notificaciones. Otro truco: no acumular actividades, ir solventándolas de una en una y cortar en seco cuando estemos a mil cosas, pasando de golpe a una actividad relajante que nos guste.

2. Oxitocina

Gran parte de nuestro éxito personal pasa por producir más oxitocina para nosotros y propiciarla en los demás. «La oxitocina es lo que nos permite disfrutar de la cercanía humana, la seguridad, la conexión y la pertenencia», aclara.

Qué hacer para aumentarla: Hay que ejercitar la empatía y la gratitud. Eso genera oxitocina. Otra manera es pensar reiteradamente en nuestras experiencias felices del pasado en lugar de las que generan emociones negativas.

3. Serotonina

Hace que sintamos satisfacción con lo que ya tenemos -a diferencia de la dopamina, por ejemplo, que nos impulsa a luchar por lo que no-. Phillips cree que la satisfacción y la armonía que produce esta hormona son los 'ingredientes' más importantes para la felicidad de una persona, por encima de la euforia, la recompensa o incluso el amor..., «que son sensaciones más temporales»

Qué hacer para aumentarla: Practicar ejercicio para evitar el estrés crónico, meditar, exponerse a la luz solar, comer sano y abandonar la multitarea y la costumbre de perseguir estímulos constantemente.

4. Cortisol

Tiene mala fama porque es uno de los tres componente principales del estrés -junto con la adrenalina y la noradrenalina-, pero es muy necesario porque hace que nos pongamos en marcha... Eso sí, nos produce una sensación de incomodidad y ansiedad desagradable.

Qué hacer para aumentarlo. Si creemos que andamos escasos, debemos introducir a diario actividades que nos hagan salir de la zona de confort, desafíos como aprender algo. Si hay exceso, la meditación es un buen remedio para mantenerlo en niveles beneficiosos, también 'desbrozar' nuestro día a día y eliminar cosas accesorias que, acumuladas, nos hacen producir un exceso de cortisol.

5. Endorfinas

Son una 'morfina' que generamos nosotros mismos. Un analgésico para la vida.

Qué hacer para aumentarlas: La risa y la sonrisa son sus fuentes, lo mismo que el ejercicio. También bañarse en agua fría, «porque tienes la osadía de sentir dolor en lugar de huir de él», dice Phillips. Y eso genera una seguridad que nos llena de endorfinas.

6. Testosterona

Se vincula al comportamiento agresivo, pero esto es simplista. El principal efecto de la testosterona es «la amplificación de las herramientas que usamos para mejorar nuestro estatus». Vale, la agresividad puede ser una de ellas. «Pero, si decides mejorar tu estatus con otras, como el sentido del humor, la testosterona te hará más divertido. Y, si buscas ideas, te hará más creativo».

Qué hacer para aumentarla: pensar en éxitos pasados puede llevarnos a experimentar un subidón si estamos con el ánimo decaído. Pero Phillips advierte: un repunte inesperado puede nublarnos el juicio y afectar negativamente al control de los impulsos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios