Estos son los secretos del éxito de los succionadores

Desde que el primer modelo, el 'Satisfyer', salió al mercado en 2019, este artículo se ha popularizado, muchas marcas han creado sus prototipos y su gran demanda ha animado el mundo de la juguetería sexual

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Han marcado un antes y un después en el mundo de los juguetes sexuales. Desde que aparecieron en 2019 se han convertido en las estrellas de su 'gremio' y ha popularizado este tipo de productos. ¿Qué tienen que han convencido a tanta gente? Ahí van algunos de los secretos de su éxito.

1

Más placer y más rápido

El 'quid' de la cuestión. Muchas mujeres llegan al orgasmo a través del clítoris y por eso los succionadores son tan efectivos, porque actúan en el lugar exacto y en poco tiempo. «Por eso existen los juguetes sexuales, porque prometen más placer y más rápido. Por norma general queremos que sean silenciosos, discretos, que quepan en cualquier lado sin llamar la atención demasiado y que sean sumergibles», indica Sara Martínez, de EroticFeel. De hecho, de media, las mujeres tardan dos minutos en alcanzar el éxtasis.

2

Ondas sónicas

Su mecanismo es muy sencillo: el aparato tiene una boquilla que lanza unas ondas sónicas que favorecen la estimulación al hacer que la sangre fluya mejor por la zona, aumentando la sensación de placer. ¿Precios? Desde 20 euros hasta 200.

3

En pareja

«El uso de juguetes sexuales mejora el sexo en pareja, especialmente, porque fomenta la comunicación y la complicidad. Nos obligan a hablar, a probar, a elegir, y a salir de la rutina. Y no hace falta decir que un sexo satisfactorio y placentero no viene nada mal en una relación. No obstante, los problemas de una relación pueden ir mucho más allá de la cama y ahí, los juguetes sexuales no hacen milagros», apunta Martínez. ¿Para qué se puede usar en pareja? Según los expertos, para llegar al orgasmo a la vez, por ejemplo. De hecho, hay ya modelos de succionadores diseñados para usar en pareja.

4

En otras zonas del cuerpo

Los succionadores, según los expertos son muy versátiles.De hecho, hay personas que se los aplican en zonas que no son los genitalaes pero que tiene gran sensibilidad, como los pezones (de ellos y de ellas).También para chicos

Sí, también hay succionadores para hombres. Se trata de una especie de cilindros con revestimientos blandos donde se crea presión y cierta sensación de vacío (succión).

Temas

Sexo