Borrar
Adobe Stock
Ginseng tras el deporte: un estudio científico analiza por qué es recomendable

Ginseng tras el deporte: un estudio científico analiza por qué es recomendable

Muchos complementos de los que encontramos en parafarmacias y supermercados para ayudarnos en esas épocas de cansancio incluyen este ingrediente

Julia Fernández

Viernes, 23 de febrero 2024, 23:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Con ginseng. Incluye extracto de ginseng rojo. A base de 'Panax Ginseng'... Muchos complementos de los que encontramos en parafarmacias y supermercados para ayudarnos en esas épocas de cansancio, como la que está a punto de llegar, la primavera, incluyen este ingrediente. Se trata de una planta comestible que crece en Asia y Norteamérica que muchos consideran un superalimento. De hecho, algunas de las propiedades que se le atribuyen están más cerca de lo milagroso que de lo científico, como considerarla la alternativa vegetal a la Viagra.

Otras de sus propiedades son menos llamativas: dicen que aumenta la atención, que supone un chute de energía, que ayuda con la fatiga deportiva... ¿Es, realmente, tan maravillosa como dicen? Esta es la pregunta que se hizo el preparador físico Borja Muñoz durante la temporada que pasó en China trabajando con un equipo de fútbol local. Allí, todos los integrantes la tomaban y aseguraban sentirse mucho mejor y más descansados. También consideraban que aumentaba su rendimiento en el campo.

Con esto sobre la mesa, cuando Muñoz se matriculó en el máster sobre Alimentación en la Actividad Física y el Deporte de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) tuvo claro que su trabajo final iría sobre todo esto. Hace unas semanas, esa investigación se publicó en la revista 'Nutrientes' e incluye importantes conclusiones que ayudan a poner en el sitio que le corresponde al ginseng.

«Hemos comprobado que puede tener un rol importante como complemento nutricional para la recuperación después del ejercicio», apunta Muñoz, que ha elaborado el estudio en colaboración con Patricia Martínez, dietista nutricionista y profesora de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, y los expertos Rafael Bailón y Laura Esquius, esta última del grupo Epi4Health de la misma universidad. Es decir, que eso que le contaban los jugadores chinos es científicamente cierto. Y es más: también ayuda respecto a la regeneración muscular, un aspecto esencial que marca la diferencia entre los atletas.

Un alimento con mucha historia

  • Decenas de tipos El término ginseng agrupa varias especies de esta planta comestible: el rojo, el corenano, el siberiano, el peruano (también llamado maca), el indio (o ashwagandha)...

  • Uso medicinal Se ha usado desde la antigüedad en la medicina tradicional china y su consumo está muy arraigado en Asia.

  • ¿Contraindicaciones? Muñoz señala que su consumo no tiene ningún perjuicio o beneficio nulo en personas sanas. Sin embargo, puede haber «contraindicaciones médicas»: no es recomendable en hipertensos.

Al practicar un deporte, los músculos también sufren daño debido a la carga y la intensidad del trabajo al que se han visto sometidos. Son, sobre todo, de tipo inflamatorio. «Los compuestos del ginseng poseen principios activos que estimulan el sistema nervioso central, tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias», señala el trabajo. Y es más, puede, incluso, «actuar como un regulador del cortisol, la hormona que combate el estrés, ayuda en numerosas funciones metabólicas del organismo y contribuye al correcto desempeño del sistema inmunológico».

Según Muñoz, tomar ginseng de manera regular y durante un periodo largo de tiempo «puede atenuar la respuesta de los marcadores biológicos responsables del daño y la inflamación muscular». Se trataría de «la creatina-cinasa (CK) y la interleucina 6 (IL-6).». Pero es que, además, reduce la aparición de lactato en sangre.

Menos lesiones

Todo esto forma parte de las conclusiones de una rigurosa revisión de casi 800 estudios que se han publicado desde 2005 hasta 2021 sobre los efectos de este alimento en sujetos sendentarios y deportistas. Pero hay alguna sorpresa más y es que esta planta también nos puede ayudar con las lesiones. En concreto, nos puede ayudar a no sufrirlas. ¿Cómo? Pues gracias al «aumento del rendimiento deportivo» que produce. Es decir, no es que haga que nuestras articulaciones sean más fuertes, sino que como nos fatigamos menos, podemos aguantar más tiempo haciendo una actividad de manera adecuada. Esto, tiene que ver con esa reducción del lactato en sangre de la que hablábamos antes.

La cifra

6 años

es lo que se tarda en hacer una primera cosecha de ginseng desde que se siembra. La planta es originaria de las regiones montañosas de Manchuria (en Rusia), el noroeste de China y la península de Corea.

Obviamente, lo que hay que saber entonces, dado que su beneficio en el rendimiento deportivo está claro, es cómo tomarlo. Muñoz habla de que debe ser «regular y prolongado», pero admite que son necesarios más estudios para precisar las dosis. «Saber exactamente cuándo y cómo se debe tomar el ginseng ayudará a optimizar sus beneficios. Es un trabajo importante que queda por hacer» porque el potencial del ginseng ha quedado constatado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios