Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 14 de junio
El humorista reconoce sentirse «un poco incómodo» con mucha alabanza. RC
«Yo lo tengo complicado. Mi cara no ha pasado el examen»
Santi Rodríguez

«Yo lo tengo complicado. Mi cara no ha pasado el examen»

Risas de verano ·

Sigue haciendo risas con el infarto sufrido hace unos años y confiesa que compite «hasta solo. Si hace falta, me hago trampas al solitario para que me salga»

Luis Gómez

Jueves, 22 de julio 2021, 23:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

ASanti Rodríguez le pierden los escenarios y las causas solidarias. Siempre quedará para el recuerdo su famoso papel de frutero en '7 vidas' por las burradas que soltaba. Nada que ver con lo que es. Un tipo cuyo último estreno evoca el infarto que sufrió hace años.

- ¿Cómo andamos del corazón?

- El infarto que tuve no fue de corazón, sino de bazo.

- ¿Y?

- Que fue un infarto de marca blanca.

- Ah.

- Al ser de bazo me decían: 'Vaya infarto de mierda que has tenido'. Ya que lo tuve, podía haberlo tenido en condiciones.

- Del corazón bien, ¿y del cerebro?

- Bueno, ahí vamos. Hay que tener mucho ánimo, a pesar de todo lo que está pasando. Somos los únicos dueños de nuestro ánimo.

- Para cerrar el repaso médico, ¿del resto de órganos?

- Todo perfecto. Magnífico. La cara es la única que me han dicho no ha pasado el examen. Con mi rostro lo tengo complicado.

- Qué grande es. Y no hablemos del frutero que fue. Las burradas que soltaba.

- Cuando me daban el guion comentaba: '¡Madre de mi vida, por favor! Lo que tengo que soltar esta semana'. Me decían: 'Que no, hombre, eso lo dice el frutero' '¡Pero el frutero soy yo, coño!', les contestaba. Me costaba mucho, pero a la gente le encantaba

- ¿Habría sitio hoy para un personaje así?

- No. Cada vez se admiten menos bromas y cada vez hay más gente ofendida por cosas de poca importancia. Es muy triste que un humorista tenga que ir a juicio por hacer un chiste. ¡Por favor!

- ¿El truco está en saltarse las normas?

- Por hacer un chiste no te saltas nada. Es como si pintas un cuadro y alguien te dice: 'Amiguete, por esto, 'pa dentro'.

- ¿Relativiza el éxito?

- Siempre. Intento usar el éxito en vez de que él me utilice a mí para tener el máximo trabajo posible y hacer causas solidarias.

- ¿Se acepta como es?

- Sí. Sabiendo mis carencias y defectos, que son muchos, y algunos gordos. El problema no es tener defectos, sino no ser consciente de que los tienes.

- ¿Se siente libre?

- Dentro de lo que cabe, sí.

- ¿Ha llegado a lo que es por casualidad?

- No creo en las casualidades. He llegado por insistencia, constancia, trabajo y, sobre todo, fíjate, por humildad, aunque ahora decir eso suene a soberbia, que me da alergia. La humildad es uno de los valores más valiosos y que menos se tiene en cuenta.

- ¿Es de los que pone empeño en quitarse importancia?

- No, pero me siento un poco incómodo cuando me alaban mucho. Temo no estar a la altura de lo que me están diciendo.

- ¿Le han pasado muchos trenes por encima?

- Algunos gordos. El último fue hace unos meses con la muerte de mi padre por el dichoso covid.

- ¿Da lo que esperan de usted?

- Siempre intento dar más e intento responder a las expectativas.

- ¿La vida le ha llevado a sitios que no esperaba?

- Nadie está exento de que te toque alguien que no te conviene, pero la gente de mi alrededor es maravillosa.

- ¿Nunca deja de competir?

- Tampoco. Me encanta. Yo compito hasta solo y si hace falta me hago trampas al solitario para que me salga.

- ¿Se atrevería a contarlo todo sobre usted?

- Sí. Llevo una vida tan normal... Hago la comida, plancho, friego... No tengo ninguna afición rara y tampoco salgo mucho.

- ¿El artista jamás se jubila?

- Yo espero tener fuerzas para estar muchos años. Admiro inmensamente a Concha Velasco. Es un ejemplo de saber estar, educación y de saber tratar a los demás. He estado con ella y es un cielo. Así que nada, a seguir.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios