Imagen de archivo de Jandía, localidad donde tuvieron lugar los hechos. / C7

Algunos testigos vieron al acusado lanzar la piedra «a traición, con intención de matar»

Continúa el juicio del hombre que presuntamente asesinó a otro tirándole una piedra en Fuerteventura

EFE Las Palmas de Gran Canaria

Tres testigos han afirmado este martes ante la Audiencia de Las Palmas que vieron al acusado Pablo Noel O.M. lanzar la piedra contra la cabeza de Sergio J.A.S. el 7 de diciembre de 2019 en Morro Jable, en Fuerteventura, y que lo hizo «con ganas y fuerza», a «traición», cuando «no tenía opción» de defensa y «con intención de matar».

En la segunda sesión del juicio que se sigue contra Pablo Noel O.M., al que se acusa de un delito de homicidio, la novia del fallecido ha declarado que presenció cómo el procesado desde una altura superior le arrojó la piedra cuando su pareja estaba de espaldas, por lo que «no tuvo opción» de defensa, al tiempo que ha recalcado que siempre le decía «te voy a matar, gordo de mierda».

Una versión que también ha sido corroborada por el padrastro de esta testigo y vecino del Hotel Jandía Golf, donde sucedieron los hechos, y que también escuchó al acusado amenazar de muerte a Sergio y vio cómo le tiró la piedra a la cabeza «con fuerza y ganas», al igual que otro vecino que solía salir con la víctima a pasear a los perros.

Esa tarde, ha explicado este testigo, ni él ni el fallecido llevan un bate de béisbol ni palo, como sostiene el acusado, sino las correas de los perros y una varita, y, conforme a su testimonio, el procesado se les acercó como un «loco» montado en su bicicleta e intentó atropellar al caniche de Sergio, por lo que ambos discutieron y el acusado arrojó dos piedras al brazo y al cuerpo del fallecido.

Pelea tras pelea

Conforme al relato de este vecino, cuando parecía que se iba a calmar la situación llegaron las parejas de la víctima y del procesado, que se ensalzaron en otra pelea y, en un momento posterior, cuando Sergio trataba de huir, aquel le lanzó otra piedra «con toda la mala intención del mundo y le dio en la cabeza».

Según su novia, del golpe cayó al suelo y ya no recuperó la conciencia más y si «aquello ya fue una pesadilla, el infierno llegó después», el año que se pasó en coma hasta que murió el 10 de diciembre de 2020.

Estos testigos y otros que también han declarado en esta jornada han descrito al acusado como una persona conflictiva.

El vecino que salía con el fallecido a sacar al perro ha asegurado también que el único okupa que había en el Hotel Jandía Golf era el procesado, que llegó en su bicicleta el mismo día que se cerró el complejo.

En esta sesión también ha declarado la pareja del procesado, que ha relatado cómo fueron «torturados» el día anterior a los hechos por el fallecido y por otros dos testigos, que lo han negado, y ha insistido también en que fue Sergio J.A.S. quien agredió primero a Pablo Noel O.M., y que esas imágenes fueron grabadas en un vídeo por su novio.

La pareja de Pablo Noel O.M, ha incidido, al igual que el acusado, que el resto de personas que vivían en el hotel les hacían la vida «imposible» porque trataban de evitar que lo desvalijaran y que por ello pusieron varias denuncias ante la Guardia Civil en Morro Jable, aunque en algunas ocasiones se lo impidieron, algo que ha sido negado por los dos agentes que han declarado, que también han dicho desconocer que fueran por robos.

Los agentes han explicado que fueron los que detuvieron a Pablo Noel cuando se disponía a abandonar hotel y, según han indicado, apreciaron que había signos de pelea en el lugar de los hechos, aunque ninguno vio o recuerda el bate de béisbol referido por el acusado.

El juicio continuará este miércoles con la declaración de la práctica de la prueba pericial.