La Policía sospechó que el Liceo ocultaba información sobre los presuntos abusos

Los investigadores se tropezaron con respuestas «evasivas» sobre uno de los investigados y preguntaron por qué no se apartó a otro

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

«Puede estar dándose por parte de la Dirección del Centro o de algunos docentes (...) cierta ocultación de información (...) o encubrimiento de los hechos, ya que una vez se sospecha de abusos sexuales por parte de un docente del centro, no se le aparta momentáneamente de sus funciones, sino que se trata de manipular a los menores para que cambien su versión de los hechos, tratándose de niños de apenas 4 años de edad». Así lo recogió la Policía Nacional en el escrito remitido el pasado día 19 al Juzgado de Instrucción número 3 de Telde, en el marco de las pesquisas por presuntos abusos sexuales a menores en el Liceo Francés, situado en Telde.

En el marco de esas actuaciones, fueron detenidas tres personas, que quedaron en libertad con cargos. Se realizaron registros domiciliarios, así como en el centro, y se ha autorizado el volcado de material informático requisado en busca de imágenes de pornografía infantil. Los tres detenidos negaron en todo momento ante la autoridad judicial los hechos.

La Policía Nacional destaca en su informe que encontraron respuestas «evasivas» sobre el cese de la relación laboral de uno de los sospechosos. Sobre este punto, los agentes hacen referencia a que, según manifestaciones de los padres de los menores, «el curso pasado al parecer podría haber tenido conocimiento la Dirección del centro de comportamientos inadecuados y habrían tratado de ocultar los mismos, pudiendo inferirse un delito en comisión por omisión, ya que el profesor que hubiera tenido conocimiento está en posición de garante y debía proteger a los menores».

Seguidamente la Policía Nacional se refiere al hecho del cese de la directora de Primaria del curso pasado y del director del Liceo Francés, «los cuales se ha tratado de localizar pero se hallan en el extranjero». En concreto, la que fue directora de Primaria estaría en Senegal y el exdirector en Colombia.

Respecto al cese de la actividad laboral en el colegio de uno de los investigados por presuntos abusos, en la investigación se refieren testimonios que hablan de un comportamiento problemático el curso pasado, con acusaciones cruzadas entre el no docente y los alumnos. El primero llegó a denunciar que se sentía acosado por adolescentes del colegio, con actos de «hostigamiento» hacia él, mientras que algunos padres relataron a la Policía Nacional episodios que los investigadores califican como «obsesivos».