El Pequeño Nicolás: «Nunca digo no a una foto, pero me cogió del cuello»

CANARIAS7 Las Palmas de Gran canaria

El Pequeño Nicolás ha narrado hoy los detalles de la paliza que recibió, en la que sufrió una rotura de nariz. Según publica el diario Marca, tras abandonar el hospital como consecuencia de la brutal baliza recibida el pasado domingo en Madrid, el Pequeño Nicolás ha narrado cómo ocurrió todo, un relato que acompaña con la grabación que hizo con su propio teléfono de los hechos, unas imágenes que fueron resultar claves para que la Policía detuviera a los tres agresores.

«Nunca digo que no a una foto, pero no me gustó, me agarró del cuello», ha explica al programa de televisión 'Ya es mediodía'.

El jóven cuenta que había salido de cenar a un restaurante del Paseo de la Castellana, cuando un grupo de jóvenes venteañeros lo reconocieron y le pidieron una foto. Al parecer en un primer momento se prestó a la instantánea, pero al ver que algunos miembros del grupo adoptaban una actitud burlesca optó por la negativa y al ser agarrado por el cuello hizo ademán de marcharse, cuando ya fue tarde, pues enseguida comenzaron los insultos, los empujones y una primera agresión que le hizo sangrar abundantemente por la nariz. Sería entonces cuando el Pequeño Nicolás decidiría grabar a sus agresores y llamar al 112. «Poneos los tres en fila, venid aquí, contra mí los tres», decía uno en actitud desafiante. Su amenaza no iría a mayores al intervenir un viandante y varios camareros, concluye el diario Marca, en su narración de lo sucedido.