Oleada de atentados en Sri Lanka

21/04/2019

Al menos 225 personas murieron y 450 más resultaron heridas este Domingo de Resurrección en Sri Lanka, primero por una cadena de seis atentados con bomba, ocurridos en un lapso de media hora contra tres iglesias del país y tres hoteles en la capital, Colombo, y por otras dos explosiones subsiguientes en un barrio del este de la capital y en un zoológico al sur.

Más de un centenar de personas murieron solo en una explosión, la ocurrida en la Iglesia de San Sebastián, en la ciudad de Negombo, al norte de la capital. Otra treintena de personas falleció en la explosión de la Iglesia de Sión, en Batticaloa (provincia Oriental del país). La tercera detonación ocurrió en la iglesia de San Antonio, en el distrito de Kotahena, en la capital, Colombo, y dejó al menos 50 de fallecidos.

Los tres hoteles afectados son el Cinnamon Grand, el Kingsbury y el Shangri-La, todos ellos ubicados en Colombo y todos de categoría cinco estrellas.

Cuatro horas después ocurrieron otras dos explosiones. La primera, en el jardín zoológico nacional de Dehiwala, a 10 kilómetros al sur de Colombo, que ha dejado al menos dos policías fallecidos, según han confirmado fuentes médicas.

La octava explosión del día sucedió en el barrio residencial de Dematagoda, en el este de la capital, cuando policías que investigaban los atentados contra los hoteles siguieron a un sospechoso hasta una casa donde fue detonado el explosivo. Murieron tres policías.

La deflagración no impidió sin embargo la detención de tres individuos que están ya siendo interrogados, según explicó el portavoz de la Policía Ruwan Gunasekara. Previamente se había informado de la detención de siete personas, según el Ministerio de Defensa, tres de ellas quedaron en libertad.

El primer ministro, Ranil Wickremesinghe, indicó que en total hay ocho personas arretadas, todas ceilandesas, relacionadas con los atentados. Además, la fuerzas de seguridad también confiscaron una furgoneta empleada por los atacantes, aunque Wickremesinghe no portó más detalles sobre los ocho los detenidos.

El ministro de Estado para la Defensa, Ruwan Wijewardena, señaló por su parte que los atentados fueron perpetrados por terroristas suicidas pertenecientes a un único grupo, aunque no quiso dar a conocer de qué grupo se trata. «No podemos decir quién está detrás de estos atentados y cuáles son sus intenciones hasta que concluya la investigación», apuntó el portavoz de la Policía, Ruwan Gunasekara.

El Gobierno anunció que ya se ha identificado a cinco víctimas de nacionalidad extranjeras y se cree que hay al menos 32 extranjeros más fallecidos. El Gobierno de España ha confirmado que, por el momento, no hay ningún español entre ellos.

Oleada de atentados en Sri Lanka
Ataques a cristianos

De acuerdo con el censo nacional de 2012 del país, un 9,7 por ciento de los 22 millones de ceilandeses son cristianos declarados. La mayoría de la población del país, un 70 por ciento, son budistas, mientras que un 12,6 por ciento son hindúes reconocidos.

En 2018 se registraron al menos 86 casos de discriminación, amenazas y violencia contra los cristianos de Sri Lanka, según la Alianza Evangélica Cristiana del país (NCEASL), que representa a más de 200 iglesias y otras organizaciones cristianas.

Este año, la misma organización registró 26 incidentes de este tipo, incluido uno en el que supuestamente monjes budistas intentaron interrumpir una misa dominical.

En su informe de 2018 sobre los derechos humanos de Sri Lanka, el Departamento de Estado de EEUU constató que algunos grupos cristianos e iglesias informaron que habían recibido presiones para poner fin a las congregaciones, que en algunos casos las autoridades llegaron a describir como "reuniones no autorizadas".

El mismo informe apuntó que los monjes budistas intentan, de manera habitual, cerrar los lugares de culto cristianos y musulmanes.