Nueva imagen del triple asesino de Jinámar

10/09/2018

La subdelegación del Gobierno de Orense ha difundido una nueva imagen de Fernando Iglesias Espiño, el preso fugado de la cárcel gallega de Pereiro de Aguiar que cumplía condena por matar a su mujer y a sus dos hijos. Las fuerzas de seguridad lo buscan desde que no volviese a prisión tras un permiso que tuvo a mediados de agosto.

El taxista, de origen gallego, se encuentra en paradero desconocido tras disfrutar de un permiso de salida en agosto. Su fuga ha vuelto a poner en la mente de todos el terrible crimen cometido por el parricida de Jinámar aquel trágico 17 de octubre de 1996.

Aquella noche, Fernando Iglesias, con graves problemas de alcoholismo, que tenía prohibida su entrada al domicilio familiar por orden judicial, decidió hacer caso omiso, como solía ser habitual. Tras entrar en el domicilio comenzó a discutir con su mujer, y acabó degollándola con un cuchillo. Hizo lo mismo con su hija de 18 años y su hijo de 12.

La Policía y la Guardia Civil pide colaboración ciudadana

La Policía Nacional y la Guardia Civil han solicitado a través de sus redes sociales, entre ellas Twitter, la colaboración ciudadana para arrestar a Fernando Iglesias Espiño, el preso fugado desde hace más de dos semanas tras no regresar después de un permiso a la prisión de Pereiro de Aguiar, en Ourense.

Acompañado por la fotografía del preso, de 63 años, los perfiles en Twitter de ambos cuerpos hacen un llamamiento urgente a la ciudadanía para que si tiene alguna pista sobre este hombre, condenado a 25 años por asesinar a su mujer y a sus dos hijos en 1996, llamen al 091, 062 o 112.

Fernando Iglesias Espiño había salido de permiso penitenciario el fin de semana del pasado 11 de agosto y tenía que regresar dos días después, pero no se personó en el centro penitenciario.

El preso ingresó en prisión en octubre de 1996 y actualmente gozaba del tercer grado, en régimen abierto, que le permitía salir todos los fines de semana