«Me he sentido realmente atrapada»

El paso del huracán Harvey por la ciudad de Houston, en la que ha sido calificada como la peor tormenta en mil años, pilló a la joven lanzaroteña Mar Carretero Castrillo en medio. «La sensación de esta encerrado y no poder salir ha sido lo peor. Me he sentido realmente atrapada», afirma.

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN

Lo que deberían haber sido unas vacaciones se convirtió en una de las experiencias que más han marcado a la joven Mar Carretero Castrillo a sus 19 años de edad. Estudiante de tercero de Física en Barcelona, la joven voló hasta Estados Unidos invitada por su antigua profesora de Matemáticas, la también lanzaroteña Rosalía Díaz de León, que lleva dos años de docente en la ciudad a la que se mudó con su marido, Juan Francisco Sánchez. Una invitación que puso a Mar en el epicentro del huracán más devastador desde el paso de Katrina (2005).

«Daba más miedo por las noches, porque era cuando venían las lluvias torrenciales, y al estar oscuros no ves lo que estaba subiendo de agua. Nos decían que sonaba como un tren. Por suerte no se formó ningún tornado cerca de la casa», explica. Y es que la vivienda donde estaba pasando estos días es una de las pocas que se mantuvo en pie tras el lento paso de Harvey. «El cuarto día encerrados en casa empezó a ser muy agobiante, aún nos quedaba comida, pero la sensación de estar encerrado y no poder salir era lo peor. Esta es la primera vez que he estado en un sitio tan grande y me he sentido realmente atrapada», añade.

Lo que más le ha impactado, junto a los destrozos y muertes, fue la apertura de varias presas para soltar el agua ante el riesgo de que reventasen y el incendio en una planta química. «Está a media hora en coche de la casa y ha habido explosiones», añade.