La madre de Yéremi se siente «desamparada»

29/10/2017

«Una vez más nos sentimos desamparados por la justicia». Así comienza una carta abierta a la ciudadanía firmada por Ithaisa Rodríguez, la madre de Yéremi Vargas, el niño desaparecido en Vecindario hace más de diez años, ante la decisión del juez instructor del caso en la que se ordena el archivo provisional del caso.

En el citado escrito, la madre de la víctima atribuye el archivo de la investigación a que el juez «tiene algo personal con la Guardia Civil», y expresa su rechazo a la conclusión de que los testigos hayan sido manipulados.

«El juez nos ha dicho que eso no quiere decir que se vaya a dejar de investigar», apunta la firmante, que desvela que «se podía hacer mucho más» para esclarecer el paradero de su hijo. La carta cuestiona los métodos usados por el juez, «trató como acusados a los testigos y tuvo un trato déspota con todos ellos, incluidos los familiares directos de Yeremi, en la ronda que comenzó apenas una semana después de empezar a trabajar en el juzgado. Una semana que tan solo tuvo para estudiarse la causa», expresa. En opinión de la madre, «si él no tiene claro las cosas, debe de seguir pidiendo investigaciones a la Guardia Civil hasta esclarecer sus dudas y continuar hasta que tenga claro lo ocurrido y llevar a cabo el proceso». «No se debe de olvidar además que aquí lo que está en juego es Yéremi!», escribe.

«No vamos a parar de hacer cosas hasta que nos ayuden a encontrar al niño que es lo que queremos y por eso vamos a pedir el apoyo de todos porque vamos a hacer una manifestación para pedir justicia para Yéremi y porque dentro de poco (Antonio Ojeda) El Rubio (único investigado en el proceso) andará por nuestras calles acechando a otro niño», apunta.