La madre de Godella fue detenida en el 15M

15/03/2019

La madre de los niños encontrados muertos en Godella, Valencia, fue detenida en junio de 2011 tras enfrentarse a la policía a las puertas de Les Corts, mientras los agentes trataban de impedir una concentración ilegal de «indignados» del 15M junto a la sede parlamentaria. La sentencia quedó conmutada por una pena de trabajos en beneficio de la comunidad que realizó en la Casa de la Cultura de Rocafort.

ETIQUETAS:

La joven María G.M, de 28 años y origen mexicano, es activista desde hace años. Así lo confirman sus perfiles en redes sociales, donde compartía numerosas publicaciones, fotos y viñetas que mostraban su compromiso con el medioambiente y la protección hacia los animales, contra los desahucios o como partidaria del régimen de Maduro en Venezuela.

Ese carácter reivindicativo se hizo notable una vez más en junio de 2011, cuando se convirtió en una de las cinco personas detenidas en una concentración ilegal de «indignados» del 15M y se enfrentó a la policía frente a Les Corts, según relata el diario digital de la Comunidad Valenciana Las Provincias.

Si bien la manifestación llegó a congregar a 300 personas, sólo ella y otras cuatro fueron acusadas de atentado a la autoridad y de causar lesiones a algunos agentes tras tirarles botellas de agua y arañarlos durante la carga policial. La condena quedó conmutada a una pena de trabajos comunitarios que realizó en la Casa de la Cultura de Rocafort, que desempeñó mientras estaba embarazada del mayor de sus hijos.

Activista

La madre, ahora detenida por la muerte de sus dos pequeños, vivía desde hacía dos años como okupa junto a su pareja, el padre de los niños, de origen belga, en una caseta entre las urbanizaciones de Campolivar y Santa Bárbara. Según el declaraciones de la joven, estudió en el IES Ramón Llull de Mallorca y en Bruselas, es feminista y ha participado en varias protestas y concentraciones tanto en España como en el extranjero.

Además, relata el diario, hizo una crítica al concejal Giuseppe Grezzi por quitar un árbol y romper la calzada para construir un carril bici.