La conmoción de la familia de Carter Carson

06/04/2018

La familia de Carter Carson, el niño irlandés de 10 años que falleció atropellado por un coche que se dio a la fuga la semana pasada, agradece el apoyo social recibido y la labor de los servicios de seguridad y emergencias.

"El jueves 29 de marzo nuestro mundo se nos rompió en pedazos, justo al comienzo de lo que debían haber sido unas vacaciones familiares perfectas", comienza la carta enviada al Consulado Británico y remitida a los medios de comunicación.

La familia valora la ayuda y el apoyo "de muchísima gente" durante "estos momentos traumáticos", recordando por ejemplo como las personas que estaban en el lugar de los hechos avisaron a los servicios de emergencia y dieron "consuelo" en los primeros momentos.

En esa línea, resaltan también la labor de la enfermera de un centro de salud cercano y los servicios de emergencia que acudieron al lugar del accidente, más los médicos y todo el personal de un hospital cercano, "quienes trabajaron incansablemente para salvar a Carter y nos mantuvieron informados en todo momento".

Asimismo, agradecen también el trabajo realizado por el conductor de la ambulancia que trasladó al niño hasta la UCI del Hospital de La Candelaria y a las enfermeras, médicos y especialistas que estaban a la espera, "incluyendo a una madre en la sala de espera de la UCI, que tenía a su hija ingresada y ofreció apoyo y consuelo".

Procesar la «noticia más devastadora»

"Mientras intentábamos procesar la noticia más devastadora de que Carter no iba a sobrevivir, la policía seguía trabajando para localizar a los culpables, y estamos muy agradecidos hacia ellos, los testigos y la gente de Tenerife, no solo por localizarlos y detenerlos, sino por hacerlo en tan poco tiempo", destaca.

La familia remarca también el papel jugado por el Consulado Británico, que ha estado presente "en todo momento".

"Nunca podremos agradecer lo suficiente a toda esta gente por todo lo que han hecho por Carter y la familia Carson. Estamos sinceramente conmovidos y agradecidos", concluye la misiva.