Incautan un atún rojo de una embarcación en Lanzarote

29/03/2019

Componentes del Destacamento Marítimo de Fuerteventura han incautado un total de 83 kilogramos de atún rojo a una embarcación deportiva en el Lanzarote que estuvo pescando en aguas del sur de Fuerteventura y que a su regreso próximo fue inspeccionada por una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil. La pesca deportiva y recreativa de atún rojo que tenga como fin la muerte de esta especie está prohibida

La pesca deportiva y recreativa de atún rojo que tenga como fin la muerte de esta especie está prohibida y la única modalidad que puede practicarse es la de pesca sin muerte, adoptándose la medidas necesarias para asegurar la devolución con vida al mar de la citada especie de atunes que se capturen. Esta modalidad sólo podrá realizarse entre mediados de junio y mediados de octubre o hasta que se consuma la cuota asignada (artículo 7 del Real decreto 46/2019 de 08 de febrero).

Cuando no se hubiere podido evitar la muerte de un ejemplar de atún rojo se deberá cesar la actividad de captura y suelta y, siempre que haya cuota disponible, se deberá realizar la preceptiva declaración de captura en la que se detalle el peso y la talla del ejemplar y desembarcarlo entero, prohibiéndose su comercialización. El atún capturado deberá desembarcarse entero, así como el resto de capturas de otros túnidos.

En la citada inspección los agentes encontraron un ejemplar de atún rojo (Thunnus thynnu)), despiezado sin cabeza ni espinas en dos neveras en la embarcación; el pesaje se realizó en la cofradía de pescadores en de Corralejo, dando un total de 83 kilogramos que fueron decomisados y entregados a la beneficencia en la “Obra Social la Milagrosa” en la citada localidad.

Colaboración

La colaboración ciudadana ha sido fundamental en la realización de este servicio, ya que fueron pescadores de la zona los que avisaron de que la citada embarcación pudiera tener a bordo un atún rojo.

La pesca del atún rojo viene regulada en el Real Decreto 46/2019, de 8 de febrero, por el que se regula la pesquería de atún rojo en el Atlántico Oriental y el Mediterráneo.

El incumplimiento de las obligaciones y requisitos en la normativa en materia de captura de atún rojo es una infracción grave recogida en la Ley 3/2001, de marzo, de pesca marítima del estado.

Las infracciones graves podrán serán sancionadas con multa de 601 a 60.000 euros, en virtud del Capítulo IV, artículo 106 de la Ley 3/2001, de marzo, de pesca marítima del estado.