Fuera de peligro todos los heridos en el accidente de guagua en Madeira

19/04/2019

Los 27 heridos en el accidente de guagua ocurrido este miércoles en la isla portuguesa de Madeira, en el que murieron 29 turistas, todos alemanes, se encuentran ya fuera de peligro, anunció el ministro de Exteriores luso, Augusto Santos Silva.

ETIQUETAS:

«La evolución de las personas heridas ha sido muy favorable a lo largo del día y no hay ningún herido cuya vida esté en riesgo», declaró a periodistas a la salida del hospital de Funchal, la capital de la isla, donde ha visitado a los heridos.

Santos Silva actualiza así el balance emitido por el centro médico a primera hora de la mañana, que cifraba en cuatro a las personas asistidas en cuidados intensivos y por tanto en un estado más grave.

Según ese parte médico, otra persona permanecía en cuidados intermedios quirúrgicos y ocho en traumatología, mientras que nueve ya habían recibdo el alta y el resto estaban en observación.

El ministro de Exteriores, que este jueves recibe en Madeira a su homólogo alemán, Heiko Maas, elogió la «rápida actuación» de los equipos sanitarios portugueses, que en la primera media hora tras el siniestro comenzaron a hospitalizar a los heridos.

Asimismo, recordó que el viernes llegará a la isla portuguesa «un equipo de la embajada alemana en Lisboa» que ayudará en las tareas de identificación y repatriación de los restos mortales de los fallecidos en el accidente, unas diligencias que espera se completen «en el plazo más corto posible».

«Al nivel técnico y diplomático trabajaremos en conjunto», remachó.

Fuera de peligro todos los heridos en el accidente de guagua en Madeira

El accidente de guagua se produjo alrededor de las 18.30 hora local (17.30 GMT) de este miércoles, cuando por motivos aún desconocidos el vehículo, que acababa de recoger al grupo de turistas en el hotel para trasladarles a un restaurante, se salió de la vía en una curva.

Todos los ocupantes del vehículo eran alemanes a excepción del conductor y de la guía turística, ambos portugueses, que figuran entre los 27 heridos.

La mayoría de las víctimas mortales, 28, fallecieron en el lugar del accidente, mientras que la última, una mujer, murió cuando estaba internada en los cuidados intensivos del Hospital de Funchal, poco después de llegar al centro.