Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 21 de junio

Explota su vivienda en Agüimes

Sobre las 13.00 horas de ayer una intensa explosión se llevaba por delante la tercera planta del número 12 de la calle Alonso Quesada, en el casco de Agüimes. Los escombros cubrieron la calle sepultando el vehículo de un vecino. Todo apunta a que fue intencionado.

Lunes, 10 de julio 2017, 21:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los grandes escombros cubrían la calle mientras las llamas y la humareda salían de lo que quedaba de la tercera planta del número 12. Al lugar acudieron inmediatamente bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, con base en Arinaga, quienes rápidamente acordonaron la zona y comenzaron las tareas de extinción de las llamas. Un trabajo que se prolongó durante gran parte de la tarde de ayer, ya que los daños causados por la explosión y posterior incendio recomendaban actuar con cautela ante posibles daños estructurales en el bloque.

Las cuatro familias que residen en las dos primeras plantas del bloque afectado por la explosión tuvieron que ser realojadas temporalmente, según confirmó el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández. Los residentes en los dos bloques colindantes también tuvieron que ser evacuados como medida preventiva.

La Guardia Civil desplazó al lugar a agentes de la Policía Judicial de Puerto Rico, del Grupo Especializado de búsqueda de personas de la Comandancia de Las Palmas y del Grupo de Desactivación de Explosivos (GEDEX). Estos últimos se encargarán de dilucidar si los daños provocados fueron por las llamas o por una explosión. Todo indica que fue provocado. Pasadas las 18.30 horas de ayer se confirmaba el hallazgo de restos biológicos en la vivienda afectada. Será el ADN el que determine si son humanos y a quién pertenecen.

La consternación, la rabia y la impotencia eran los sentimientos compartidos por los vecinos afectados por la espectacular explosión y posterior incendio de la última planta del bloque de viviendas del número 12 de la calle Alonso Quesada. «La casa se la dejaron sus hermanos a ella, vivía sola y la gente vio como entraba poco antes de que explotase toda la planta. Cuatro horas después sigue saliendo humo», afirmó consternada una vecina del bloque frente al afectado. Muchos denunciaban ayer que la residente en esa vivienda era «muy conflictiva» y que se «la tenía jurada al barrio», pero nadie tomó medidas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios