El presunto homicida de La Matula sigue en estado crítico

10/08/2018

Ángel, de 64 años, permanece bajo custodia policial mientras sigue ingresado en la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla desde el pasado 8 de junio.

Carlos s. Beltrán Las Palmas de Gran Canaria

El presunto autor de la muerte a puñaladas de María Luisa A.R., de 49 años, el pasado viernes 8 de junio en la vivienda familiar del bario de La Matula, en Las Palmas de Gran Canaria, permanece ingresado en estado crítico en la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, según confirmaron ayer fuentes cercanas a las pesquisas.

El presunto homicida, Ángel, de 64 años y marido de la fallecida, permanece bajo custodia policial desde que fuese trasladado debido a la gravedad de sus heridas tras explotar la vivienda donde tuvo lugar el presunto crimen machista.

Algo más de dos meses después, y como es evidente ante el gravísimo estado en el que se encuentra, los agentes encargados de las pesquisas no han podido tomarle declaración, según apuntan las mismas fuentes.

De momento, las pesquisas han seguido su curso a la espera de poder tomarle declaración al presunto autor de la muerte de Marisa, como era conocida por sus familiares, amigos y vecinos.

Cabe recordar que la autopsia determinó que la mujer falleció debido a las heridas de arma blanca que presuntamente le asestó su marido antes de que este dejase escapar el gas de dos bombonas para intentar explotar la vivienda, ubicada en el número 31 de la calle Felicidad, del tranquilo barrio de La Matula.

Auxilio. Antes de llevar a cabo el intento de deflagración habría cambiado de ropa a su mujer para ocultar las lesiones causadas con un cuchillo de cocina. El estruendo de la explosión, que arrasó el interior de una de las habitaciones de la vivienda familiar, alertó a los vecinos que corrieron a auxiliar a la pareja, sin saber la historia que se escondía detrás de la deflagración. Intentaron reanimar a Marisa pero sus esfuerzos fueron en vano, su marido Ángel fue asistido y evacuado de inmediato en una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC) al Hospital Universitario Insular de Gran Canaria con más del 50% de su cuerpo quemado. Horas después era trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío donde más de dos meses después sigue ingresado en estado crítico y bajo custodia policial.

Además, fuentes judiciales apuntaron que no había denuncias previas por malos tratos o por episodios violentos.

Días después del crimen, la Delegación del Gobierno en Canarias confirmó que se trataba de un caso de violencia machista, el primero registrado este año en Gran Canaria y el tercero confirmado en todo el archipiélago. La primera víctima tuvo lugar el 19 de enero en Los Realejos, con la muerte a manos de su pareja de Jennifer Sofia H.S., de 46 años. El segundo fue el asesinato de Vanesa S.P., de 21 años, en Betancuria el 4 de junio a manos presuntamente de su primo.

  • 1

    ¿Es necesario que Tráfico aumente los controles de alcoholemia y drogas para prevenir los accidentes durante las navidades?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados