La Policía Nacional y la Guardia Civil fueron los encargados de la operación. / C7

Detenido por tener en un trastero más de 450 kilos de hachís en Tenerife

El sospechoso se dedicaba al tráfico de sustancias estupefacientes

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a un hombre de 51 años de edad como presunto autor de un delito de tráfico de drogas en Santa Cruz de Tenerife. El detenido, relacionado en el pasado con el tráfico de sustancias estupefacientes, tenía alquilado un trastero en la capital tinerfeña que albergaba 460 kilogramos de hachís, uno de cocaína y 6.500 euros en metálico. El hachís, dividido en 14 fardos todavía húmedos, pertenecía a un alijo que, parece ser, acababa de entrar en Tenerife.

Las averiguaciones realizadas por los investigadores condujeron a un trastero alquilado por esta persona en Los Majuelos. Tras ser registrado, fueron hallados 460 kilogramos de hachís, divididos en 14 fardos todavía húmedos, 1 kilogramo de cocaína, sustancias para el corte de la droga y 6.500 euros en metálico en su interior.

Teniendo en cuenta la alta posibilidad de destrucción de elementos probatorios, los investigadores detuvieron a este hombre y, tras recabar la autorización judicial correspondiente, entraron y registraron su domicilio y un local de ocio nocturno que pretendía abrir en la localidad de La Laguna.

En dichos registros los agentes intervinieron otros 20 kilogramos de hachís, 100 gramos de cocaína, una prensa para paquetes de cocaína y otros elementos para el pesaje, corte y venta de la droga.

Parte del material intervenido. / C7

No trabajaba solo

Los investigadores, mediante las diligencias practicadas, conocieron que el ya detenido tenía un estrecho colaborador en la persona de otro hombre de 63 años, también relacionado en el pasado con el tráfico de sustancias estupefacientes en Tenerife.

Esta persona fue detenida en su domicilio de la capital tinerfeña, en una entrada y registro autorizada judicialmente en la que, además de diferentes sustancias estupefacientes, fueron intervenidas armas como katanas, puñales, una defensa, grilletes y munición del calibre 38 especial.

La autoridad judicial, tras recibir a los detenidos puestos a su disposición, ordenó su ingreso en prisión preventiva.