Detenida una banda que compraba en Tenerife oro robado en casas

29/03/2019

La Guardia Civil, con la detención de seis personas, da por desmantelada una organización criminal que se dedicaba a la compra de oro y plata sustraída en robos cometidos con uso de la fuerza en viviendas de Tenerife.

En un comunicado la Guardia Civil informó este viernes de que se han recuperado más de 3.500 monedas de valor numismático, así como 491 anillos, 514 pendientes, 255 pulseras, 192 cadenas, 407 colgantes, 75 relojes, 50 collares, 8 bandejas de platas y 156 piezas de joyas fragmentadas.

Todo lo aprehendido tiene un peso aproximado de 8 kilogramos de oro y 20 de plata, y también se ha incautado la Guardia Civil de 56.000 euros en efectivo.

Los detenidos han sido acusados de los delitos de pertenencia a organización criminal y otro continuado de receptación, y los agentes han intervenido documentación contable con la que buscarán indicios de delitos de blanqueo de capitales y fraude a la hacienda pública.

Los efectos recuperados serán expuestos públicamente en la Comandancia de la Guardia Civil de la capital tinerfeña del 1 al 5 de abril para que puedan ser reconocidos por sus propietarios.

Esta operación comenzó el pasado año con la detención de personas implicadas en robos de objetos de joyería, y en esas ocasiones los agentes solo encontraban dinero en efectivo, por lo que se inició una investigación para determinar el destino de las joyas.

Los agentes detectaron que en un local de compra y venta de oro de la capital tinerfeña se vendían joyas de procedencia desconocida y constataron que diversos grupos que se dedicaban a cometer robos con fuerza acudían a ese establecimiento tras cometer hechos delictivos.

Efectivos de la Guardia Civil establecieron un dispositivo de vigilancia por medio del cual intervinieron diversos lotes de joyas en el momento en el que uno de los miembros de la organización criminal los trasladaba, se explica en el comunicado.

Según el instituto armado, el líder de la organización criminal mezclaba joyas adquiridas legalmente con las procedentes de hechos delictivos, para así introducirlas en lotes que eran enviados para su fundición a Las Palmas de Gran Canaria, y facilitar de ese modo que se perdiera su rastro.

Los agentes han realizado siete registros en locales y viviendas de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, así como en una empresa de fundición de la capital grancanaria.