En la imagen, una vecina llamada Fátima pone flores en la puerta de la casa de Rosa María. / ARCADIO SUÁREZ

Detenida por matar a puñaladas a su vecina en La Paterna

Yaiza R.F., de 42 años, asestó numerosas cuchilladas a Rosa María Castellano tras ir a robarle para, supuestamente, consumir droga

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La Policía Nacional detuvo el miércoles a Yaiza R.F. como presunta autora de la muerte a cuchilladas de una vecina de su bloque la noche del martes en el barrio de La Paterna. Esta mujer, de 42 años, asestó numerosas puñaladas a la víctima, de nombre Rosa María Castellano Suárez y de 70 años, tras abordarla en la casa con la intención de robarle, según testigos presenciales.

Los hechos sucedieron pasadas las 22.00 del martes, cuando la Policía Nacional recibió una llamada de que se estaba produciendo un altercado en el número 60 de la calle Manuel de Falla. De inmediato, se trasladaron a este inmueble y al llegar encontraron a la vecina del octavo piso tendida en el suelo, sin vida y totalmente cubierta de sangre. La misma tenía marcas de numerosas puñaladas, la mayoría de ellas en la cabeza, sostienen fuentes cercanas a la investigación.

La víctima, Rosa María Castellano. / C7

De inmediato, los agentes actuantes comenzaron a interrogar a los testigos que afirmaron cómo escucharon muchos ruidos dentro de la casa y, por si había pasado algo, algunos se acercaron hasta la puerta del número F donde vivía Rosa María. Al tocar les contestó una mujer que dijo ser la sobrina de la víctima, una versión que no creyeron por lo que le insistieron en que abriera la puerta. Al momento, una vecina que tenía la llave abrió y en ese momento salió Yaiza corriendo totalmente manchada de sangre, con una bolsa negra en las manos y advirtiendo de que no entraran en la vivienda. Incluso, algunos testigos manifestaron a los agentes que la agresora no había ido sola a la casa de la fallecida, sino acompañada de una persona presuntamente de origen magrebí, aunque en el momento de los hechos ya había desaparecido del edificio.

La supuesta homicida acumula numerosos antecedentes y se entregó de forma voluntaria tras estar un día escondida

Los testigos añadieron que Yaiza R.F. salió corriendo y se refugió en el contiguo, el número 62, y allí estuvo escondida hasta el miércoles por la tarde que decidió presentarse de forma voluntaria en la Jefatura Superior de Policía de Canarias donde se entregó. Al parecer, la detenida alegó que no se acordaba de nada al estar bajo los efectos de las drogas.

Vídeo. Habla el padre de la presunta asesina de La Paterna

Las primeras indagaciones apuntan a que Rosa María Castellano Suárez había tenido con la detenida después de que esta última le hubiese robado electrodomésticos y enseres para costear su adicción a las drogas. Ambas eran vecinas -la primera vivía en el piso 8 y la segunda en el 9- y, a pesar de que Rosa María la había ayudado en varias ocasiones para dar de comer a dos de sus cuatro hijos, la presunta homicida se aprovechó de su confianza para robarle. Fuentes cercanas a la familia detallaron que incluso la denunció y fueron a juicio. Tras este episodio, Rosa María ya no quiso saber nada de Yaiza y se centró en rehacer su vida tras haberse quedado viuda recientemente.

Pero la gran adicción que Yaiza tenía a las drogas provocaba que en numerosas ocasiones acabara pidiendo dinero a sus vecinos como fue el desgraciado caso de la noche del martes.

El padre de la detenida. / Arcadio suárez

Los vecinos, cuando acudieron al auxilio de Rosa María, llamaron por teléfono de inmediato al 112 y a su hijo, quien llegó a la escena del crimen y quedó profundamente conmocionado. Incluso, horas después del suceso, escribió en sus redes sociales un mensaje que decía así: «Ayer día 2 una desgraciada, por no decir otra cosa, le quitó la vida a la mujer que me enseñó lo que es la vida, que me enseñó a respetar a mi igual y a ayudar al prójimo. Mató a mi madre, el ser más maravilloso en la tierra, buena como pocas y dada como nadie. Mamá, donde estés sabes que te quiero más que a mi vida. Me han quitado un trozo de mi sin motivo, sin necesidad, pero pagarás», escribió.

Yaiza R.F. se encuentra detenida en los calabozos de la Jefatura Superior y pasará en las próximas horas a disposición del juzgado en funciones de guardia.