Desarticulada en Tenerife una red dedicada a introducir grandes cantidades de hachís desde África

En el transcurso de la operación Lamak, la Guardia Civil ha aprehendido en el más de 9 toneladas de hachís y 1,3 kilo de cocaína, dos embarcaciones neumáticas, cuatro motores fuera borda, tres vehículos, trece armas de fuego y siete armas cortas.

EFE Santa Cruz De Tenerife

La Guardia Civil, en el marco de la operación Lamak, ha desarticulado una red que al parecer s e dedicaba a introducir más de 1.000 kilos de hachís con periodicidad mensual en cualquier punto de la costa de Tenerife desde el continente africano.

La Guardia Civil ha informado este jueves en un comunicado de que se ha procedido a la desarticulación total de la organización criminal, con la detención de 27 personas, de nacionalidad española y marroquí, y se ha aprehendido más de 9 toneladas de hachís y dos embarcaciones neumáticas.

A mediados de 2020 se obtuvieron las primeras informaciones sobre la presencia de una organización criminal asentada en Tenerife con capacidad suficiente para la introducción de grandes cantidades de hachís.

Con el avance de las investigaciones se pudo conocer que el entramado criminal, formado por ciudadanos de origen marroquí y españoles, había conformado una fuerte estructura para llevar a cabo dichas actividades, disponiendo de una alta capacidad logística, agrega la nota.

Por ello, en marzo de 2021 se inició la operación Lamak con la primera aprehensión de dos furgonetas que transportaban 3.500 kilos de hachís que acababan de ser descargados en una playa del municipio de San Miguel de Abona.

A finales del mes de mayo, con el avance de la investigación, los agentes detectaron como el grupo realizaba los preparativos para la inminente llegada a costas de Tenerife de una nueva partida de sustancias estupefacientes, por lo que se establecieron los servicios oportunos que permitieron detectar la llegada a una playa del municipio de Arico de una embarcación que transportaba 1.800 kilos de hachís.

A pesar de ello, los miembros de la red continuaron con su actividad, con un nuevo intento en el mes de agosto de introducir más de 2.000 kilos de hachís en la isla, utilizando para ello una playa de la costa norte de Tenerife.

Este intento fue de nuevo frustrado por los agentes y en esta ocasión, además, se procedió a la intervención de dos armas de fuego con su correspondiente munición, las cuales la organización pretendía enviar a Marruecos.

Al día siguiente se consiguió interceptar un vehículo tipo furgón conducido por el propio líder de la organización, el cual se disponía a iniciar el transporte de las sustancias, en concreto 1.800 kilos de hachís que fueron aprehendidos por la Guardia Civil.

En el transcurso de la operación se ha aprehendido más de 9 toneladas de hachís y 1,3 kilo de cocaína, así como se ha intervenido dos embarcaciones neumáticas, cuatro motores fuera borda, tres vehículos, trece armas de fuego y siete armas cortas.

También cinco armas largas tipo rifle y un arma de fuego artesanal de un solo disparo, además de piezas fundamentales de diferentes tipos de armas , cuatro teléfonos encriptado, aproximadamente 24.000 euros en efectivo, seis GPS para la navegación y documentación relacionada con la actividad.

Asimismo, se ha detenido a los 27 integrantes de la banda, entre los que se encuentra el líder de la organización, un ciudadano español sobre el que existían hasta cinco requisitorias judiciales para su búsqueda e ingreso en prisión, así como dos ciudadanos de origen marroquí expertos en navegación marítima.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Equipo Territorial de Policía Judicial de Playa de las Américas y el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, que han contado con apoyo de unidades de Seguridad Ciudadana y otras unidades de la Guardia civil.