Borrar
Imagen de los destrozos causados en una de las celdas. C7
Cuatro reclusos provocan disturbios en Juan Grande

Cuatro reclusos provocan disturbios en Juan Grande

Provocaron destrozos y amenazaron a los funcionarios del centro penitenciario

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 13 de marzo 2022, 18:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Este viernes, sobre las 17.00 horas, tuvo lugar un incidente grave en el Centro Penitenciario Las Palmas II de Juan Grande protagonizado por cuatro reclusos que causaron importantes desperfectos en las celdas y amenazaron de muerte a los funcionarios.

Los hechos ocurrieron en un módulo de aislamiento, varios funcionarios de seguridad se desplazaron a la quinta galeria para proceder al traslado de celda de un interno. La sorpresa se la llevaron al mirar por la mirilla y ver que estaba reventada, aunque al fondo pudieron divisar al interno portando un hierro del encofrado y varios pedazos de la mesa que había destrozado.

En ese instante, lanzó todo lo que llevaba contra la puerta mientras gritaba «entrad hijos de puta, que os voy a reventar de uno en uno». Al mismo tiempo, otros tres reclusos secundaron su protesta golpeando las puertas de sus celdas, y los cristales de las ventanas y lanzando amenazas tales como «hijos de puta, hoy no salis vivos de aquí, maricones, a nuestro hermano no lo vais a sacar de aqui, perras».

Baños, ventanas, celdas..., los daños fueron significativos. C7
Imagen principal - Baños, ventanas, celdas..., los daños fueron significativos.
Imagen secundaria 1 - Baños, ventanas, celdas..., los daños fueron significativos.
Imagen secundaria 2 - Baños, ventanas, celdas..., los daños fueron significativos.

De inmediato, los responsables de la seguridad de la prisión pusieron estos hechos en conocimiento de los jefes de servicio que se personaron en el lugar y ordenaron una desescalada de los internos, aunque estos continuaron en su actitud agresiva, golpeando y amenazando.

Fue tal la magnitud de la violencia expuesta que incluso tuvieron que utilizar los aerosoles de acción adecuada, tanto por las trampillas como por el patio interior. La respuesta de los presos fue arrojar varios trozos de mesa.

Los trabajadores del centro penitenciario consiguieron sacar a uno de los internos que accedió a ser engrilletado, aunque durante su traslado a la galería de aislamiento, intentó zafarse de los funcionarios al grito de: «os mato hijos de puta, o voy a matar», teniendo que hacer uso de la fuerza minima imprescindible para poder reducirlo.

Posteriormente, sacaron a otro interno que, en primera instancia accedió también a ser engrilletado, pero hizo lo mismo que el anterior, es decir, se quiso quitar de encima a los funcionarios al grito de «hijos de puta, os voy a reventar, perras».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios