Cuando un vecino acumula basura y no pasa nada

Malestar entre los residentes en un edificio de la capital grancanaria por la inacción de las autoridades y la demora de la respuesta judicial

CANARIAS7 /LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La comunidad de propietarios del edificio Almirante, en la calle Churruca de la capital grancanaria ya no sabe qué más hacer. Un vecino sale prácticamente a diario a a recoger trastos, basuras y comida de los contenedores, saltándose la cuarentena obligatoria, y luego los acumula en su vivienda y en las zonas comunes del edificio.

El caso ha sido expuesto a la Policía Local, el Ayuntamiento de la capital grancanaria y también se ha presentado denuncia en sede judicial pero sigue sin haber respuesta y tampoco actuación alguna para poner coto a lo que está ocurriendo. Mientras, según cuentan los vecinos, el individuo acumula, entre otros materiales, cartones y papel que representan un gran peligro en caso de incendio. El acceso a la azotea, vía de escape fundamental en caso de incendio, ha llegado a verse bloqueado por dos colchones de gran tamaño.

El pasado mes de marzo la comunidad de propietarios contrató una empresa transporte para la limpieza de las zonas comunes de toda la basura que ha ido depositando este vecino. Un día después, volvía a aparecer basura que el vecino denunciado llevó al inmueble.

Por si fuera poco, el individuo en cuestión increpó a los operarios del transporte, por lo que la empresa contratado se ha negado a repetir el servicio si no se les asegura asistencia de seguridad. Se han interpuesto denuncias en Salud Pública, Servicios Sociales, Policía Local y juzgado de guardia con el fin de que se adopten medidas. La pasada semana la Policía Local entró en el edificio, constatando la cantidad de basura alojada no solo en las zonas comunes sino en su propia vivienda.