Condenado a ocho años por arrancar los ojos al vigilante de un hotel

El condenado, un menor de edad y con varias patologías mentales, estaba alojado con su madre en un establecimiento de Cambrils (Tarragona). El muchacho cumplirá la sentencia internado en un centro de régimen cerrado terapéutico

EUROPA PRESS Tarragona

El Juzgado de Menores de Tarragona ha condenado a ocho años de internamiento a un joven menor de edad por arrancar los ojos al vigilante de un hotel de Cambrils (Tarragona). En la sentencia acusan al menor de un delito de homicidio en grado de tentativa, atentado, daños y un delito leve de lesiones y, como medida cautelar tras ser detenido, se encuentra internado en un centro en régimen cerrado terapéutico.

Entre las 00:00 horas y las 00:50 horas del 6 de julio de 2021, el acusado se encontraba en la habitación de un hotel de Cambrils junto a su madre, cuando el acusado empezó a tener un «comportamiento extraño y agresivo». Ante esta actitud, se personó en la habitación uno de los trabajadores del hotel, quien ejercía la función de auxiliar de vigilante de seguridad, momento en el que el menor, «con ánimo de atentar contra la vida del mismo», le golpeó de forma reiterada por todo el cuerpo y le arrancó los globos oculares.

El joven está diagnosticado de trastorno de desarrollo, TDAH, trastorno esquizofreniforme, fobia social y alteración de la regulación de los impulsos, y en el momento del ataque «presentaba una disminución severa de sus capacidades intelectivas y volitivas».

Asimismo, la entencia explica que la responsabilidad civil se discutirá en una vista posterior el 3 de octubre de 2022 en el Juzgado de Menores de Tarragona.

El sindicato USPAC, personado como acusación particular, celebra la pena impuesta, y recuerda que, de no haber sido así, el menor quedaría en libertad en agosto, cuando finalizaba la cautelar de su ingreso en régimen cerrado en un centro.