28 menores localizados en salones de juego

07/10/2019

La Policía Nacional identificó a 28 menores en las 1.881 inspecciones que practicó hace diez días en salones de juego de toda España, entre ellas Canarias, con el objetivo de verificar la prohibición de acceso de menores a estos locales.

ETIQUETAS:

La operación, denominada Arcade, se desarrolló los días 26 y 27 de septiembre, durante los cuales los agentes visitaron 1.881 casas de apuestas y locales de juego de los casi 3.000 que existen en España.

Los policías detectaron la presencia de 184 adultos sin documentar y, además, detuvieron a cuatro personas que tenían reclamaciones judiciales por hechos que no tienen que ver con el juego.

Asimismo, se levantaron 220 actas, algunas por tenencia de arma blanca, que se han trasladado a las comunidades autónomas al ser las que se encargan del juego en cada uno de sus territorios y, por tanto, las que deciden imponer sanciones, cuyo importe puede llegar hasta los 9.000 euros, ha dicho en rueda de prensa Tomás González, jefe de la unidad central de delincuencia violenta y especializada.

En el operativo, los agentes solicitaron la documentación a todos los que en ese momento estaban en el local inspeccionado para verificar no solo la presencia de menores sino también la de adultos que tienen prohibida la entrada a ese tipo de establecimientos.

Se desconoce cuántos de los 183 indocumentados detectados tenían prohibida la entrada a salones de juego, tanto por decisión propia como judicial, ha explicado Javier Molinera, jefe del servicio del Juego y director del Centro nacional Policial para la Integridad en el Deporte y las Apuestas.

El mayor número de inspecciones se realizaron en Madrid, que es la ciudad que cuenta con más salas de juego, y se identificaron 55 indocumentados.

Valencia es la ciudad en la que se detectaron más menores, en concreto 6; seguida de Madrid y Canarias (4 en cada una de ellas) y Galicia (2), mientras que en Murcia, Navarra, Extremadura, Baleares, Castilla-La Mancha, Asturias y Aragón, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, no se encontró ninguno.

Con este tipo de acciones se pretende, desde la perspectiva de la protección al menor y también de la protección contra la ludopatía de las personas, evaluar, detectar y erradicar, la posibilidad de que los menores de edad, entren y jueguen en establecimientos autorizados de juego y/o apuestas, así como de valorar la manera en que se lleva a cabo el control de acceso en dichos locales.

El operativo se puso en marcha a raíz de las denuncias del sector del juego respecto a actos vandálicos en los salones como pintadas, escraches e, incluso, ocupaciones por parte de grupos organizados, que se encuentran en fase de investigación.

Pero también por las quejas de asociaciones vecinales sobre la entrada de menores de «manera masiva», que había que constatar.

Molinero ha subrayado que se trata del mayor despliegue a nivel nacional, que supone un punto de partida con el que empezar a trabajar para lograr «tolerancia cero» de menores en salones de juego, y que la idea es «trasladarlo a todos los ámbitos del juego».

Por su parte, la patronal del juego privado en España (Cejuego), ha valorado la actuación policial, si bien ha precisado que los datos «arrojan una incidencia absolutamente mínima de presencia de menores de edad con sólo 28 casos detectados», lo que supone un 0,93 %.

Cejuego ha recordado que el sector, de la mano de la Administración, «ha perseguido siempre la tolerancia cero para evitar que los menores de edad accedan a estos locales y la incidencia sea inexistente»