Tribunales

Ven indicios de acoso por parte de Aurah a Jesé

06/06/2019

La sección de Delitos Tecnológicos de la Fiscalía Provincial de Las Palmas ha emitido un informe en el que detalla que los hechos denunciados en su día por el futbolista grancanario Jesé Rodríguez contra la que era su pareja sentimental, Aurah Ruiz, pueden ser constitutivos de un delito de acoso penado con dos años como máximo de prisión o el pago de una multa económica.

Por contra, no estima que la querellada haya cometido el delito de descubrimiento de secretos como así interesaba la representación legal del deportista y, en lo que respecta al de calumnias e injurias que también denunció, no entró puesto que, al ser entre particulares, el Ministerio Fiscal no interviene sino debe de hacerlo la propia acusación particular.

El informe realizado por el fiscal José Antonio Díez refiere a una querella que interpuso en la Fiscalía Provincial el jugador Jesé argumentando que la madre del hijo que tienen en común había utilizado sus redes sociales –donde acumula más de 519.000 seguidores– para presuntamente perseguir, atosigar y contar mentiras sobre su vida privada.

Sobre estos hechos, el Ministerio Público ha informado, tras concluir las diligencias de investigación en el Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria, que los hechos pueden revestir el delito de acoso recogido en el artículo 172 ter del Código Penal que establece penas de prisión que van hasta los dos años o el pago de una multa de seis a 24 meses de duración con una cuota de 2 a 400 euros por día en función de la capacidad económica que tuviese el penado.

Según la Fiscalía Provincial, Aurah se ayudo de sus miles de seguidores para convertirse en una receptora de información que le transmitían sus seguidores acerca de la actividad de su expareja. Por ello, utilizó presuntamente sus redes sociales para fomentar que sus seguidores le diesen información del día a día de Jesé y así aprovecharla para realizar constantes reproches públicos, informar sobre su vida privada y generar una actitud de persecución hacia el querellado. Según el informe, la exconcursante de GH VIP no alentaba expresamente a sus seguidores, pero de facto sí lo realizaba puesto que los mismos sabían perfectamente que ella recibía encantada toda la información que tenían sobre él para difundirla posteriormente.

Esa situación en la que sus seguidores actuaban como especie de reporteros en las redes sociales remitiendo la localización y actividades del querellante, le pudo generar una situación de permanente observación y espionaje que es el bien jurídico que persigue el delito de acoso.

Todos los delitos o el archivo.

Tras finalizar la instrucción, las partes realizaron sus correspondientes informes que servirán al juez instructor para que el mismo dicte un auto de procesamiento o archivo. En este sentido, la acusación particular manifestó que Aurah había cometido los delitos de calumnias, injurias, revelación de secretos y acoso, mientras que la de defensa interesó su archivo. En este procedimiento, Jesé aportó una ingente cantidad de pruebas.