Torra acusa a la Junta Electoral de dar una orden «ilegal»

18/11/2019

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha alegado este lunes que las órdenes de la Junta Electoral Central para que retirara los lazos amarillos de los edificios públicos eran "ilegales", dado que este no es un órgano "superior jerárquico" al jefe del ejecutivo catalán.

Tras negarse a contestar a la Fiscalía y a la acusación popular ejercida por Vox, Torra ha cuestionado en respuesta a su defensa las instrucciones que le dio la Junta Electoral para que retirara los símbolos de apoyo a los políticos presos, al considerar que este órgano carecía de competencias para emitirlas, por lo que acusa a sus miembros de haber prevaricado.

Torra es juzgado este lunes en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), acusado de un delito de desobediencia por desoír la orden de la Junta Electoral de retirar los lazos amarillos de los edificios públicos en la campaña de las elecciones generales del 28A, un caso en el que afronta una pena de hasta dos años de inhabilitación.

El Tribunal rechaza la nulidad

El tribunal que juzga por desobediencia al presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha rechazado la nulidad de la causa planteada por la defensa, que ha denunciado vulneración de derechos y ha cuestionado la imparcialidad de la instrucción y de la sala, y ha acordado proseguir con el juicio.

Así lo ha anunciado el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, tras el receso para analizar las alegaciones expuestas por la defensa de Torra en el trámite de cuestiones previas, a las que se han opuesto tanto la Fiscalía como la acusación popular ejercida por Vox.

En el trámite de cuestiones previas, la abogada Isabel Elbal, que ejerce la defensa del presidente de la Generalitat junto a Gonzalo Boye, ha denunciado que en el procedimiento se han vulnerado derechos fundamentales y ha cuestionado que Torra pueda tener un "juicio imparcial", tras una instrucción "muy parcializada".

Por este motivo, ha defendido la nulidad de la causa y que, si se mantiene el procedimiento, se suspenda el juicio para poder citar como testigos a los miembros de la Junta Electoral Central (JEC) que ordenaron a Torra que descolgara de los edificios públicos en el periodo electoral los lazos amarillos y las pancartas a favor de la excarcelación de los políticos independentistas.

La sala ha desestimado los planteamientos de la defensa, porque considera que ya fueron argumentados y rechazados por parte del tribunal de apelaciones del TSJC cuando resolvió sobre los recursos de Torra antes de llegar a juicio.

De esta forma, el juicio prosigue con el interrogatorio a Torra, que se enfrenta a una pena de inhabilitación de hasta dos años, acusado de desoír la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar lazos amarillos de edificios públicos en el periodo electoral de las generales del pasado 28 de abril.