Tribunales

Prisión para los macroestafadores de Viajes Sami

20/06/2019

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas condenó a los tres responsables de la agencia de Viajes Sami, que aceptaron ser los autores de una macroestafa que tuvo un montante cercano a los 250.000 euros y dejó 155 clientes damnificados. Miguel Ángel López González, Aurelina Santos Reyes Ojeda –alias Santi– y Fernando José Pérez Liendo se conformaron con tres años y seis meses de cárcel y el pago de 1.260 euros de multa cada uno, además de la cantidad total correspondiente por los perjuicios ocasionados a los afectados en concepto de responsabilidad civil.

El procedimiento se inició en 2013, cuando empezaron a denunciar varios clientes de la agencia de viajes Sami, situada en el Paseo Artesanos de Vecindario (Gran Canaria), que habían comprado billetes y estancias en dicho establecimiento y luego comprobaron que no se habían emitido.

Según la fiscal delegada de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Las Palmas, Evangelina Ríos, cuando los perjudicados acudían a Viajes Sami a contratar un viaje, una vez realizado el pago, los acusados Miguel Ángel López González, Aurelina Santos Reyes Ojeda y Fernando José Pérez Liendo, les entregaban un número de localizador y un itinerario de tal modo que el cliente tenía la seguridad de tener el billete de avión para viajar en las fecha contratadas. No obstante, los acusados se beneficiaban del precio del viaje pero no contrataban el mismo con las empresas suministradoras, de modo que llegado el día de viajar, los perjudicados no podían hacerlo por no tener contratado ese billete.

La vista oral, que tenía señaladas fechas durante dos semanas dada la ingente cantidad de testigos citados, se resolvió mediante un acuerdo de conformidad entre las partes que fue ratificado por el Tribunal, condenando a los tres procesados por un delito continuado de estafa. En principio, el Ministerio Fiscal había interesado en su escrito de acusación una condena de cinco años para cada uno de los propietarios de la agencia, pero finalmente la pena quedó en tres años y seis meses de cárcel y la multa correspondiente.

Esta presunta trama estafó a un total de 155 clientes que habían contratado viajes para países como Cuba, Miami, Paraguay, Argentina, Colombia, Ecuador, México, Venezuela, Nigeria, Rumanía o Santo Domingo, además de vuelos nacionales e interinsulares en fechas comprendidas entre finales del año 2012 y durante todo 2013, todo ello creyendo que lo hacían en una agencia seria dada su apariencia. El montante total de los billetes y estancias que la agencia de viajes Sami estafó a sus clientes ascendió a cerca de los 250.000 euros.