Tribunales

Moya: «El juicio contra Alba será, desgraciadamente, un espectáculo»

21/01/2019

El presidente de la Audiencia Provincial de Las Palmas cree que el juicio contra el juez «será poco agradable». Tomaron este viernes posesión de sus cargos Moya, Astor, Rubio Faure y la jueza Margarita Rodríguez.

«Realmente hemos pasado un año complicado y ahora está pendiente el juicio contra el magistrado Salvador Alba que va a ser, desgraciadamente, un espectáculo. Cuando acabe se podrá volver a recuperar la imagen de la Justicia, pero ahora estamos en un momento de stand by y solo espero que la gente no nos juzgue a todos por el mismo rasero». De esta manera se expresó ayer el magistrado Emilio Moya tras tomar posesión de su cargo como presidente de la Audiencia Provincial de Las Palmas.

El recién reelegido señaló, refiriéndose al Albagate, que «hemos sufrido un tiempo donde una actuación puntual ha salpicado a mucha gente pero eso no es, ni mucho menos lo habitual. No toda la gente es así y siento que el juicio vaya a ser poco agradable, pero tras la celebración del mismo habrá un punto de inflexión para remontar, aunque antes, volveremos a estar en primera página de nuevo», manifestó a CANARIAS7.

Vaticinó el magistrado que el juicio contra su compañero de la Sección Sexta «nos salpicará de lleno a muchos porque solo hay que ver quiénes están citados como testigos en el juicio. Hay altas autoridades judiciales, políticas, diputados, periodistas... eso da mucho juego aunque no sea positivo para la imagen de la Justicia. Es una pena pero confío en remontar esta situación», vaticinó.

Estas declaraciones las realizó tras un acto en el que, a su toma de posesión, se le unieron las de Joaquín Astor como presidentes de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, la de Carlos Rubio Faure como secretario de gobierno del TSJC y la jueza Margarita Rodríguez como titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Puerto del Rosario.

Emilio Moya afirmó que afronta este nuevo mandato «con la misma ilusión que hace cinco años», y con la idea «de subsanar algunas deficiencias observadas por mis queridas compañeras y compañeros candidatos también a la Audiencia que lo han resaltado. Me voy a poner a disposición de todos, solucionando día a día problemas y haciendo lo que sea necesario para que la Audiencia Provincial de Las Palmas funcione. Las sustituciones voluntarias, las reuniones, las comisiones, lo normal del trabajo cotidiano nuestro será mi día a día. Lo positivo es que afronto el compromiso con la experiencia de estos últimos cinco años que me enriquecerá en conocimientos en este segundo mandato», dijo como propósito para este mandato.

Finalizó apuntando nuevamente a que recogerá «los planteamientos de los compañeros que me acompañaron en la carrera por la presidencia de la Audiencia Provincial con todo el afecto y cariño que merecen. Han puesto de manifiesto algunas carencias que ellos subsanarían si estuviesen en mi lugar y quiero recoger esas sugerencias para llevarlas a cabo».

Discreción.

En un sencillo acto que prácticamente pasó desapercibido para aquellos que asistieron a la sala del Jurado del Palacio de Justicia, tomaron ayer posesión de sus cargos Emilio Moya y Joaquín Astor, presidentes de las dos audiencias provinciales de Canarias. Ambos se mostraron muy satisfechos por la reelección en sus respectivos cargos.

Multitudinario.

El gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ya tiene nuevo secretario. Es Carlos Rubio Faure, procedente del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 4 de Santa Cruz de Tenerife. A sus 58 años, es natural de Madrid y alegó en su discurso que afronta el cargo con el reto de convertir la Justicia «cervantina» en digital con el papel cero.

Juventud.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Puerto del Rosario tiene nueva jueza titular. Se trata de Margarita Rodríguez Rodríguez, una joven jueza que llega por primera vez a la isla de Fuerteventura con ganas e ilusión tras un primer destino en los juzgados de Colmenar Viejo. Su madrina en la jura fue la magistrada de instrucción, Victoria Rosell.