La Audiencia excarcela a Yulia Maleeva y baja la fianza del empresario

La prórroga carcelaria a la mujer de Kokorev pudo «vulnerar la Constitución»

28/09/2017

La Audiencia acordó ayer rebajar a 600.000 euros la fianza para que Vladimir Kokorev sea excarcelado –y quede en libertad provisional por presunto blanqueo– y excarcelar a su mujer, al considerar que mantenerla otros dos años en preventiva, como pretendía la juez Ana Vega, «podría vulnerar la Constitución».

El auto de la magistrada de la capital grancanaria Ana de Vega que el pasado 1 de agosto acordó prorrogar por dos años la prisión de la ciudadana hispano rusa Yulia Maleeva –esposa del empresario Vladimir Kokorev, que ya llevaba dos años en Las Palmas II– «podría vulnerar el derecho a la libertad del artículo 17 de la Constitución y del 5 del Convenio Europeo de Derechos Humanos».

Quien esto afirma es la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, y lo hace en el auto que ayer, estimando el recurso de apelación del abogado Antonio García Cabrera, revocó la decisión de la magistrada instructora y acordó dejar en libertad provisional a Maleeva, con retirada del pasaporte, prohibición de salida de Gran Canaria y obligación de firmar semanalmente en sede judicial.

La magistrada Oscarina Naranjo, ponente del auto que ordena la puesta en libertad inmediata de Maleeva –expresando el parecer unánime de una Sala de la que también forman parte el presidente de la Audiencia, Emilio Moya, y el magistrado Salvador Alba–, es contundente: «La medida de prórroga de la prisión provisional adoptada», destaca, podría vulnerar el derecho a la libertad del artículo 17 de la Constitución y del artículo 5 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, al resultar desproporcionada en razón a la naturaleza del delito objeto de la investigación, la pena prevista para el mismo [hasta seis años], el momento procesal de las actuaciones y las circunstancias personales de la afectada, así como la ponderación de aquellas en relación con otros imputados».

La ponente no utiliza eufemismo al afirmar que la prórroga de prisión que legitimaba que la mujer de Kokorev estuviera otros dos años encarcelada a la espera de juicio fue «dudosamente permisible desde un punto de vista teleológico, por no estar orientada al cumplimiento de un fin constitucionalmente legítimo: asegurar la presencia del imputado en el acto del juicio y evitar la destrucción de las fuentes de prueba, incluso evitar la reiteración delictiva».

La Sala agrega que la medida no resultó «adecuada, idónea ni imprescindible, en el estado en el que se encuentra la instrucción judicial».

Concluye que si bien es cierto que existe el riesgo de fuga, es «mas débil» que el alegado por las acusaciones, y «atendida la escasa virtualidad para el proceso que tendría la prórroga de la prisión provisional, además de su dudosa constitucionalidad, aquel riesgo puede enervarse» con las medidas cautelares alternativas adoptadas por la Sala en su auto.

En otro auto igualmente notificado ayer, la Sala estima parcialmente el recurso de Vladimir Kokorev contra la prórroga de su prisión preventiva, y la modifica por prisión eludible mediante fianza de 600.000 euros, con las mismas medidas cautelares que las impuestas a su mujer. El tribunal no accede a excarcelarlo sin condiciones porque considera que participó «con mayor intensidad» en los hechos que se investigan como susceptibles de constituir un delito de blanqueo de capitales.