Tribunales

La Fiscalía denuncia al alcalde de Artenara por incendio forestal

20/09/2019

La sección de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía Provincial de Las Palmas ha presentado una denuncia contra el alcalde de Artenara, Jesús Díaz, y su concejala de Festejos, Josefa Díaz, porque considera que existen suficientes indicios de la perpetración de un delito de incendio forestal y otro de prevaricación administrativa. Los hechos se remontan a agosto de 2018, cuando presuntamente autorizaron el lanzamiento de fuegos artificiales sin resolución administrativa autorizante del Cabildo y los mismos, generaron dos conatos de incendios que quemaron 3.450 metros cuadrados de monte.

Según la denuncia, durante la noche del 26 al 27 de agosto de 2018, con motivo de la celebración en Artenara de las Fiestas de La Cuevita 2018, a las 23.00 horas tuvo lugar un espectáculo pirotécnico encargado por el Ayuntamiento a Pirotecnia El Pilar. Sin embargo, y pese a las aparentes medidas de control adoptadas por las autoridades, los objetos pirotécnicos arrojados desde tres puntos dieron lugar a la aparición de dos conatos de incendio que fueron controlados a las 00.55 horas del 27 de agosto, tras la intervención de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, declarándose extinguido a las 13.35 horas del mismo día. Concretamente, el fuego se inició en dos zonas en las que agentes del Seprona encontraron 42 puntos con restos de artefactos pirotécnicos.

Los fuegos artificiales provocaron dos conatos que quemaron 3.450 metros cuadrados de monte

Una vez comenzado, el fuego se propagó quemando una superficie de 3.450 metros cuadrados de monte, afectando al Espacio Natural Protegido de Parque rural del Nublo, la Zona de Especial Conservación de El Nublo Il y un terreno categorizado como Suelo Rústico de Protección Agraria. Del mismo modo, dos parcelas fueron afectadas, causando el fuego daños en la vegetación y en unas tuberías. El coste de la extinción fue de 3.008,20 euros.

Previamente y según la Fiscalía, el 2 de agosto de 2018 el Ayuntamiento de Artenara había solicitado al Cabildo la pertinente autorización para el uso de material pirotécnico. En un informe técnico fechado el 3 de agosto de 2018 remitido al Ayuntamiento por parte del coordinador forestal y el jefe de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Gran Canaria, dictaminaba favorablemente en cuanto a la realización del evento pirotécnico, si bien se establecían una serie de condiciones cuyo incumplimiento implicaría la anulación automática de la resolución autorizante.

Condiciones.

Entre los mismos, se determinaba que la actividad pirotécnica no podría iniciarse hasta que el terreno tuviera una zona de seguridad de 20 metros alrededor del lugar de lanzamiento, libre de residuos, de matorral espontáneo y de vegetación seca. También que los fuegos se dimensionarían «de tal forma que no lleguen pavesas ni material incandescente a más de 40 metros de la zona de lanzamiento y, en especial, a la zona forestal susceptible de arder (100 m.), concretamente el pie de risco». También detallaba que se tenía que contar «con medios de prevención necesarios» y «la actividad tendría que suspenderse de forma automática si la temperatura fuera superior a el viento superior a 25 km/h o ser un día extremadamente seco».

Sin embargo, durante los fuegos artificiales, varios de estos condicionantes «fueron claramente incumplidos por parte del Ayuntamiento de Artenara», sostiene la Fiscalía.

Además de lo anterior, y pese al informe favorable remitido por el Cabildo Insular, cuando tuvo lugar la celebración de las fiestas «no existía ningún tipo de resolución administrativa autorizante y efectiva dictada por el Cabildo de Gran Canaria para el uso del fuego y de material pirotécnico en las zonas afectadas». Dicha resolución era «absolutamente necesaria especialmente sí se tiene en cuenta la peligrosidad de un posible incendio en la zona afectada», cuyos datos meteorológicos arrojaron un 6% de humedad del combustible fino y muerto, una probabilidad de ignición del 50%, un nivel de alerta (peligro moderado) índice de peligrosidad de incendios y, además, existiendo un riesgo de incendio forestal de nivel 5 (extremo) entre el 24 y el 26 de agosto, según la AEMET.

Hechos.

Así las cosas, tanto por el alcalde del Ayuntamiento de Artenara, Jesús Díaz Luján –quien actuaba en calidad de director del Plan de Seguridad de las Fiestas La Cuevita 2018–, como la concejala de Festejos, Josefa Díaz –directora operativa de seguridad y emergencias–, «se ignoró conscientemente la necesidad de la resolución administrativa autorizante, máxime cuando en el período comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2018 estaban prohibidos fuegos artificiales en la zona de Artenara al ser época de alto riesgo». Tampoco estima el Ministerio Público que tuvieron en cuenta estas autoridades que el evento se realizaría en una superficie denominada «Zona de Alto Riesgo de Incendio Forestal», de modo que «las dos personas denunciadas, no sólo soslayaron la autorización necesaria para la celebración del evento pirotécnico», afirma la Fiscalía en la denuncia, sino que «también actuaron de forma inequívocamente negligente en la prevención de posibles incendios, conatos o fuegos a extinguir que se originasen» con motivo de las Fiestas La Cuevita 2018, como así aconteció.

La Fiscalía ha interesado que se tome declaración a los dos denunciados, así como que comparezcan cuatro personas como testigos y otras tantas como peritos.