Albagate

El Supremo instruirá la querella de Alba contra el juez Aguayo Mejía

18/06/2019

El Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid ha dictado un auto en el que procede a remitir a la Sala Segunda del Tribunal Supremo la causa que investiga al magistrado Javier Aguayo Mejía –exjefe de la Sección de Personal Judicial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)– al Tribunal Supremo después de que el también magistrado Salvador Alba le interpusiera una querella al entender que fue el que ordenó a la policía utilizar el registro de viajeros para notificarle su suspensión en el aeropuerto Adolfo Suárez, de Madrid.

La magistrada María Antonia de López Díez-Madroñero ha determinado en este auto que no tiene competencias para tomar declaración en calidad de investigado al querellado Aguayo Mejía por ser presidente de Sala después de que fuese designado recientemente presidente de la Sala de lo Contencioso-administrativo del TSJ de Cataluña y por lo tanto, remite la causa a la Sección Segunda del Tribunal Supremo que será la encargada de continuar la instrucción de la misma.

Este procedimiento se inició después de que el magistrado Salvador Alba fuera retenido el 12 de septiembre de 2018 en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid tras aterrizar procedente de Las Palmas de Gran Canaria por varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía que procedieron a notificarle formalmente el acuerdo del CGPJ por el que quedaba suspendido de forma provisional en sus funciones tras su imputación en el Albagate. El magistrado entendió que tal hecho lo había llevado a cabo este equipo policial utilizando el Registro de Pasajeros (PNR) tras una orden recibida de Javier Aguayo Mejía, una acción que, según su querella, «el querellado, dada su condición de magistrado en servicios especiales, conoce perfectamente que el PNR o registro de pasajeros no es accesible a terceros, contiene datos personales reservados a los que solo puede accederse en determinadas condiciones, las cuales son, en caso de delitos muy graves, o de terrorismo y previa orden judicial cuando exista una causa penal abierta contra esa persona», sostiene esta parte.

Por este motivo, Salvador Alba se querelló contra Javier Aguayo Mejía entendiendo que había cometido los presuntos delitos de prevaricación administrativa, detención ilegal y descubrimiento de secretos.

Este procedimiento será remitido al Supremo que seguirá con la instrucción después de la magistrada María Antonia de López Díez-Madroñero entendiera que debía practicar las diligencias esenciales para saber si, o bien lo archivaba o por lo contrario, la remitía al Alto Tribunal. La titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid tomó declaración a los tres policías que participaron en los hechos, solicitó la incorporación al sumario de la causa del expediente administrativo como prueba documental para, posteriormente, determinar en auto que se diese traslado del mismo a la Sala Segunda del Supremo.

Su propio abogado.

Hay que destacar que el magistrado Salvador Alba se representa a sí mismo en esta causa después de haber pedido la correspondiente autorización al Colegio de Abogados de Madrid.

Según el Estatuto General de la Abogacía, el mismo permite que los jueces soliciten autorización al colegio del partido judicial donde se está tramitando la causa para defender sus propios intereses o los de sus familiares. Esto es lo que ha hecho Alba, que lleva su propia defensa en este procedimiento que ahora se instruirá en el Supremo.

Cambios en la vista oral.

En lo que respecta a la vista oral del Albagate, que juzgará al magistrado Salvador Alba por cinco delitos, hay que destacar que la Sala ha notificado una providencia en la que traslada la prueba pericial prevista para el 4 de julio al 9. El motivo es porque un guardia civil no podía asistir. Con ello, la pericial y el informe de las partes será el 9 con lo que la vista estaría encuadrada del lunes 1 al jueves 4 y se reanudaría el lunes 9.