Las Palmas de Gran Canaria

El jefe municipal de multas, al banquillo

11/10/2018

El miércoles se sentará en el banquillo Antonio Roque A. B., jefe de Negociado de Multas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, acusado de un delito de prevaricación administrativa.

El miércoles se sentará en el banquillo Antonio Roque A. B., jefe de Negociado de Multas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, acusado de un delito de prevaricación administrativa al considerar que ayudó a su hermano policía quitándole una sanción de tráfico, y no hizo lo mismo con otro conductor que fue sancionado en el mismo sitio y hora con alegaciones idénticas. El fiscal pide su inhabilitación especial para el empleo en la función pública por ocho años y seis meses.

Según el escrito de acusación, el vehículo del hermano del investigado y que es policía municipal, fue multado el 25 de octubre de 2014 por «estacionar en zona señalizada temporalmente para manifestación deportiva» y por ello, le fue incoado un expediente sancionador. Añade que, «para beneficiar a su hermano y abusando de sus funciones», el 1 de diciembre presentó el sancionado un escrito de alegaciones contra la multa, sin argumentar más motivo que «la prohibición de estacionar estaba mal señalizada». Por ese motivo, el encausado propuso el «sobreseimiento de expediente sancionador». Pero ese mismo día, en idéntico lugar y a la misma hora, fue también multado el vehículo del denunciante que recurrió la sanción «por igual motivo y más argumentación, pero sus alegaciones fueron rechazadas por el acusado», haciendo un mal uso de su cargo de jefe.