La golpeó con la taza y con los puños en el cuerpo, pero en especial en cabeza, cara y costillas

El exluchador ‘Cry Baby’ se enfrenta a 15 años de cárcel por homicidio

06/06/2019

La Fiscalía Provincial de Las Palmas ha interesado una condena de 15 años de prisión para James Breaks, que fuera luchador en la denominada British Wrestling en el Reino Unido durante 20 años y era conocido como Cry Baby, al considerarlo el autor de la muerte de la que fue su pareja sentimental, Donna Cowley, tras propinarle presuntamente una brutal paliza en Puerto Rico en el mes de junio de 2017.

La fiscal delegada del área de Violencia sobre la Mujer de Las Palmas, María Luisa Ordóñez de Barraicúa, calificó como un homicidio este crimen machista apreciando además las circunstancias agravantes de abuso de superioridad y por razones de género, por lo que interesó que le sea impuesta una condena de 15 años de prisión y el abono de 60.000 euros a los herederos de la fallecida en concepto de indemnización.

James Breaks (Bradford, Inglaterra, 1940) fue una estrella de la lucha en las décadas de los 60, 70 y 80, siendo conocido como Cry Baby –el llorón– en la modalidad que años más tarde se haría famosa por el nombre de Pressing Catch.

El británico, tras su jubilación, se vino a vivir en 1995 al complejo Bahía Azul, en la localidad moganera de Puerto Rico, donde mantuvo una fugaz relación de noviazgo con Donna Cowley, también inglesa y de 47 años. Según el Ministerio Fiscal, en un momento dado, James Breaks retomó la relación de amistad con Donna Cowley y, al quedarse ella sin trabajo, en junio de 2016, ella comenzó a vivir con el exluchador en su casa de Puerto Rico.

El día 29 de junio de 2017 por la noche, James Breaks y Donna Cowley estaban juntos en su domicilio y, según la fiscal, la víctima había ingerido grandes cantidades de alcohol esa noche. Posteriormente, entre las 22.00 y las 00.00 horas, se produjo una discusión entre ambos y, en el curso de la misma, James Breaks, «al no aceptar que Donna le contradijese, de forma repentina, sin que mediara provocación previa y hallándose ella sentada en el sillón, golpeó con fuerza a Donna con una taza en la cara», sostiene la fiscal. Añade que «con total desprecio por Donna, como mujer, y por la vida de ésta», la víctima «aturdida y sin posibilidad de defensa, se dirigió al baño, trayecto durante el cual James Breaks continuó golpeándola intensamente con la taza y con los puños en distintas partes del cuerpo, pero en especial en cabeza, cara y costillas».

James Breaks, alias Cry Baby, desde el primer golpe «era consciente de su propia fortaleza física y destreza en la lucha y sabía que la resistencia que pudiera ofrecer Donna no suponía ningún peligro para él debido al estado de embriaguez» que la víctima presentaba. Insiste el Ministerio Público que Breaks «al golpear a Donna de forma tan brutal, era consciente de que podía causar la muerte de Donna debido a la fuerza del impacto en una zona vital, y pese a ello continuó golpeándola hasta que quedó encajada en la bañera». Ahí, James Breaks, la dejó «abandonada y, sin prestarle ayuda, regresó al salón, donde permaneció hasta que, en un momento dado, Donna llamó al 112 y se presentaron en el domicilio la policía local de Mogán y los bomberos del parque de Puerto Rico», quienes al ver la escena, requirieron la presencia de una ambulancia y de la Guardia Civil.

Donna Cowley fue trasladada al Hospital Insular, donde falleció a las 10.35 horas del 30 de junio de 2017 como consecuencia del politraumatismo causado por los golpes propinados por James Breaks.

Resistencia.

Cry Baby, que fue una gran figura de este deporte en la televisión británica y, según la web especializada www.thewretlinginsomniac.com, se trata de la figura más longeva del British Wrestling, opuso una enorme resistencia a la Policía Local de Mogán y la Guardia Civil cuando iba a ser detenido. Incluso, según consta en las actuaciones judiciales, intentó agredir a uno de los agentes del Instituto Armado mientras Donna Cowley agonizaba dentro de la bañera donde acabó tras la brutal paliza.