Un grupo de alumnos de la ESO vive varios juicios en primera persona

El colegio San Isidoro se enfunda la toga

11/04/2018

Un grupo de 25 alumnos de 2º de la ESO del Colegio San Isidoro, de la capital grancanaria, vivió ayer una experiencia única al asistir a varios juicios reales y luego disfrutar de una charla sobre el papel de la Administración de Justicia por parte del juez decano, Óscar González.

Se trata de una experiencia que ya ha repetido en varias ocasiones la dirección de este centro para que los alumnos «vean con sus propios ojos la realidad social que les rodea y la función de la Administración de la Justicia», señaló el responsable del centro educativo, Ricardo Alberto García.

Durante la mañana de ayer, los alumnos visitaron las instalaciones de la Ciudad de la Justicia, sus diferentes departamentos y las salas donde se celebran los juicios y pudieron vivir la experiencia de sentarse en las butacas que ocupan habitualmente magistrados, fiscales, abogados, letrados, jurados y demás partes que componen el día a día de la Justicia en la capital grancanaria. «Han mostrado todos mucho interés por el desarrollo de los juicios y al final de los mismos, pudieron hacer preguntas a las partes que resultaron muy interesantes», dijo la profesora Ana Bonal.

Además, el decano de los jueces Óscar González les dio una charla explicándoles como son los juicios antes de asistir a uno Contencioso y tres penales por riñas y robos.

Cargando reproductor ...
Ser conscientes de que delinquir «no es gratis»

Esta experiencia les ha servido para «ser conscientes de que delinquir no es gratis y que la Justicia trabaja para velar por nuestro bienestar», dijo el profesor Ricardo Alberto García. Por su parte, a la alumna Rocío Díaz, de 14 años, le pareció una experiencia «muy interesante porque tengo inclinación por trabajar en el mundo del Derecho», dijo. A ella le sorprendió «el orden y respeto en la sala porque, a pesar de las disputas entre los acusados, todo fue tranquilo». Por su parte, a su compañero Nando Sosa le llamó la atención «como el abogado intentaba que la jueza le hiciera el trabajo. Al final la demandante ganó y creo que fue justo», destacó.