Luis Alvarado cuenta su historial delictivo y los problemas con la coca

El Bufo: «La droga me ha destrozado»

03/08/2018

Luis Alvarado, El Bufo cuenta su historial delictivo y los problemas con la coca: «Llegué a gastar 500 euros diarios». Dice que pagará por sus delitos, pero le «han cogido como cabeza de turco».

Tras pasar a disposición judicial y con la ayuda de su abogado, Luis ha salido del calabozo para afrontar las decenas de causas pendientes que tiene con la justicia, aunque con una premisa clara: «He cometido muchísimos errores en mi vida y reconozco que no soy un santo. Es verdad que he robado y delinquido, aunque fue, principalmente, por culpa de un grave problema llamado cocaína. He sido adicto desde que tenía 14 años y robaba porque estaba totalmente enganchado, era un enfermo que no podía controlarse. No trato de justificar las cosas, ni mucho menos y espero que quede bien claro, pero tampoco es justo que parezca que todo lo que haya pasado en esta isla sea del famoso El Bufo, porque eso es lo que han hecho conmigo durante este año desde la policía y los medios», explicaba Luis Alvarado.

Dice que pagará por sus delitos, pero le «han cogido como cabeza de turco»

No tiene pelos en la lengua en reconocer que si vida ha girado, mayoritariamente, en torno a la droga y la delincuencia: «Soy el hijo de una familia trabajadora de Sardina del Sur y nadie ha estado jamás en la cárcel. Fui el único que salió así y reconozco que he sido un dolor de cabeza para mis padres y mi hermana y me arrepiento mucho de ello», confiesa. Cursó los estudios básicos hasta que se puso a trabajar en la escayola y, de forma paralela, a «picotear primero con las drogas, las salidas, luego con el trapicheo para consumir y, como necesitaba dinero, a cometer robos pequeños», cuenta.

Su vida siguió por el camino de la delincuencia juvenil hasta que en el año 2010 fue a prisión por primera vez: «Fue por robar una casa y, como dije antes, lo achaco a la cocaína. He llegado a gastarme todos los días 500 euros en cocaína y más dinero en fiestas y locuras que cometí. Estaba muy mal. Trabajando era imposible y estaba enganchado, no solo a la droga, sino también a los robos porque mientras más hacía, más quería para seguir con esta vida que solo me ha dado problemas», relata.

Luego, conoció a una chica y tuvo un hijo con ella -«lo mejor que me ha pasado», puntualiza-, y vivió años «tranquilos, aunque tuvimos problemas y volví a recaer y ahí vino lo malo. Entré de nuevo en prisión y, cuando salí, al tiempo me pusieron de nuevo en busca y captura», desde diciembre de 2013 hasta abril del 2014 «cuando me cogieron en una gasolinera de mi pueblo». Tras ser capturado, nuevamente fue ingresado en un penal hasta que en agosto de 2016 salió libre, aunque con causas pendientes para volver a rehacer, una vez más, su vida.

«Llegué a gastar 500 euros diarios» en drogas, confiesa

«Empecé una nueva vida muy normal en el barrio de La Orilla y, a principios de 2017, de nuevo tuve problemas personales y caí de lleno en la coca, aunque esta vez fue brutal», recuerda. «No sabía como podía salir adelante y, en vez de pedir ayuda, me cerré y refugié en la droga. Consumía muchísimo y estaba totalmente perdido. Robé bastante, lo reconozco y pagaré por ello, pero nunca hice daño físico a nadie ni nada por el estilo. Estaba fuera de mí y lo único que pensaba era en robar para poder seguir consumiendo, así cada día. Soy débil y perdí el norte», exclama cabizbajo.

Reconoce que protagonizó un episodio violento con la policía cuando emprendió la fuga en Arinaga «pero me pillaron y pegaron». Tras salir en libertad provisional, volvió a evadir a la Justicia tras ver «como me estaban imputando delitos que no había cometido», y todo hasta el pasado lunes, tiempo en el que «parece que todo lo que pasaba en la isla era culpa mía. Han dicho que robé un Nissan Qashqai o que me di a la fuga hasta El Goro con un coche por la autopista y me tirotearon. Todo eso es falso y la prueba es que estoy fuera. Solo quiero pagar por lo que he hecho, pero que no me cojan como cabeza de turco tras inventarse un personaje. No soy El Bufo, solo soy Luis, me he equivocado, pero nunca he sido peligroso».

«Que se haga justicia»

Luis Alvarado afirma que le han imputado más de 50 causas por delitos en los últimos años: «Es imposible y soy claro. He cometido delitos, he robado, cometido errores y me arrepiento. He pagado con más de cinco años de cárcel y cumpliré los que me quedan, pero no es justo que me achaquen todos los robo de la isla. No es así y con mi abogado que es de mi pueblo, espero que se haga justicia».