Tribunales

Condenado el autor del atropello en el sur

17/04/2018

El Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana, este martes en funciones de guardia, ha condenado a cuatro meses de multa con una cuota diaria de seis euros como autor de un delito de lesiones por imprudencia al individuo que en la madrugada del 13 al 14 de abril atropelló a un ciudadano escocés de 55 años en Playa del Inglés y se dio a la fuga.

ETIQUETAS:
- fuga

En un juicio de conformidad, el acusado admitió que arrolló al peatón sin darse cuenta y se dio a la fuga, para acto seguido chocar contra un árbol. Ahí fue donde un ciudadano marroquí, tras tomarle la matrícula, le convenció para que se entregara a la policía.

El ciudadano escocés resultó con lesiones menos graves de lo que en principio informaron los medios sanitarios: si bien en principio tras el atropello quedó tendido en el suelo inconsciente, fue trasladado a un centro hospitalario donde, tras darle nueve puntos de sutura en una herida que presentaba en la cabeza, fue dado de alta.

La forense le localizó una notable hemorragia en un ojo y le prescribió 10 días de inmovilización. Dado que el ciudadano tenía billete de vuelta para el propio sábado 14, su aseguradora tuvo que tramitarle un nuevo billete y ampliar su reserva, factores que ha tenido en cuenta la autoridad judicial para cuantificar una indemnización a favor del herido de 5.800 euros.

La víctima del sucesos es padre del futbolista escocés James Keatings, que actualmente milita en el Dundee United. El delantero ha mostrado su malestar en sus redes sociales por lo sucedido a su padre en la isla. James, sin embargo agradece el trato de los servicios médicos, no así con la compañía con la que viajó su padre a Gran Canaria

«¡Vaya día! Despertarme para descubrir que mi padre había sido atropellado de vacaciones a las 3 de la madrugada, y que la persona que lo hizo ni siquiera se detuvo, lo dejó inconsciente y lo encontró la policía en el medio de la carretera. Los doctores y la policía se portaron genial. Es un hombre muy afortunado, para las heridas que sufrió. Con suerte, en los próximos días resolverá todo y lo llevará a casa cuando esté en condiciones de volar. Muy mal por Jet2 y sus representantes, ni siquiera se molestaron en contactar a mis padres para ver si necesitaban ayuda», asevera en su cuenta de Facebook.