Caso Palmera: Los concejales votaron a favor del proyecto sin conocerlo

23/10/2018

Arranca la vista que juzga a la cúpula del Ayuntamiento de Santa Lucía por haber aprobado un convenio de permuta con una empresa machacadora para construir en su terreno un parque eólico

Los concejales del equipo de Gobierno que tenía el alcalde Silverio Matos en el Ayuntamiento de Santa Lucía en el año 2005, votaron a favor del proyecto de permuta de unos terrenos privados para construir un parque eólico público, sin conocer los detalles del mismo y si se ajustaba a la legalidad o no, según declararon ayer en la primera sesión del juicio por el caso Palmera.

El mismo sienta en el banquillo a Matos y al exconcejal Antonio Ruiz Pérez y a los empresarios José Luis Alemán Suárez y Antonio Sánchez Franco, después de que en enero del año 2005 se aprobara en el pleno del Ayuntamiento de Santa Lucía y de forma urgente un convenio de permuta con la empresa Machacadora Domínguez –propiedad del marido de la también concejal Inmaculada Concepción Ramírez– de un 9% de las participaciones de una sociedad pública que iba a gestionar un parque eólico en el municipio.

El Ministerio Fiscal considera que estos hechos son constitutivos de un delito de prevaricación administrativa y pide para Matos y Ruiz una pena de ocho años de inhabilitación. Por su parte, el exconcejal de Santa Lucía de Tirajana, Rufino Pérez –que también declaró ayer– y que ejerce la acusación popular, los cargos a los empresarios y considera que los hechos son constitutivos de los delitos de abuso en el ejercicio de las funciones públicas y uso de información privilegiada para los políticos, por lo que pide seis años de cárcel para Matos y Ruiz, y un año para José Luis Alemán Suárez y Antonio Marcial Sánchez Franco.

Ayer, los concejales Rufino Pérez, Juan Antonio García Cubas, Juana María Alvarado, Francisco José García López, Aurelio Falcón y Ramón Ramos, declararon ante el tribunal que votaron a favor de la permuta sin conocer detalles concretos sobre la operación y sin cerciorarse si la operación era o no legal. Además, los concejales admitieron que su compañera de corporación Inmaculada Concepción Ramírez, no asistió a dicha junta de Gobierno porque eso vulneraría la ley de incompatibilidades al tratarse de un acuerdo en el que estaba inmerso su marido, mientras que la secretaria del Ayuntamiento, Agustina Méndez, sí reflejó en el acta de la misma que Ramírez estuvo presente en dicho acto.

Interrogatorios

En esta primera sesión del juicio por el denominado caso Palmera, también comparecieron ante el tribunal el arquitecto municipal, el interventor y el ingeniero gerente de la Mancomunidad del Sureste, quienes se reafirmaron en que sus actuaciones en este proyecto se ajustaron a la legalidad, al igual que los agentes de la Guardia Civil, que defendieron su investigación.