Alba sobre la reunión con Ramírez: «Dudo que tenga algo de secreta»

12/07/2019

El magistrado Salvador Alba, suspendido actualmente de empleo y sueldo, ha utilizado este viernes su turno de palabra tras las conclusiones de las acusaciones y de su defensa en el juicio que se celebra contra él para defender que la reunión que mantuvo con el empresario y presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, y que éste grabó, no fue secreta.

Alba que ha comenzado señalando que "en pocas ocasiones" ha estudiado una causa "tan a fondo" como en este que le compete, algo que le ha pedido al tribunal que haga, dudó del secretismo de la reunión que mantuvo con Ramírez por la hora y el lugar en el que se produjo.

"Una reunión secreta en la Audiencia Provincial a las 2 de la tarde, en un despecho contiguo al del presidente de la Audiencia Provincial (...) dudo mucho que eso tenga algo de secreto, o soy imbécil o la reunión no fue secreta", apostilló para agregar que este encuentro fue solicitado por uno de los abogados de Ramírez.

Asimismo ha expuesto que evidentemente ahora sí se lleva mal con la magistrada Victoria Rosell, que es parte de la acusación en este juicio debido a que Alba cuestionó si era necesario que se hubiera abstenido siendo titular del Juzgado de Instrucción Número 8 en el procedimiento de Ramírez por delitos contra la Seguridad Social y Hacienda al tener el empresario un contrato con la pareja de Rosell, el periodista Carlos Sosa.

En este sentido, ha aludido que los testigos que han pasado por la sala "no" han evidenciado ese "odio que parece" que él procesaba a Rosell. Para agregar que a él la información sobre el contrato de Ramírez y Sosa le "pareció escandalosa" y la sigue considerando "relevante".

Por último, expuso que él también ha "soportado 142 informaciones del señor Carlos Sosa", al tiempo que apuntó que "ha puesto en duda" su "imparcialidad como ponente y como presidente" en tribunales, así como indicó que ha habido "algunas publicaciones que han ido a dañar".