Tribunales / Violencia de género

A prisión por intentar asesinar a su expareja cortándole el cuello

17/07/2019

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de San Bartolomé de Tirajana ordenó ayer el ingreso en prisión de Mostapha B. acusado de intentar matar el pasado domingo a su expareja –homicidio en grado de tentativa– y de quebrantamiento de condena, ya que tenía una orden de alejamiento de la víctima. El hombre estuvo toda la mañana de ayer prestando declaración en el Juzgado de San Bartolomé de Tirajana que estaba de guardia y que luego se inhibió a favor del especializado en violencia de género.

La presunta agresión machista ocurrió el pasado domingo en una casa de la calle Franchy Roca de Santa Lucía de Tirajana, en la zona de Orilla Baja, y la víctima, de 35 años, tuvo que ser trasladada al hospital Insular por diversas heridas, entre ellas un gran corte en el cuello que estuvo a escasos milímetros de cercenar la aorta, según fuentes judiciales. El caso fue llevado inicialmente por agentes de la Guardia Civil de Vecindario y, ante la gravedad de los hechos, la investigación pasó a manos de la Policía Judicial.

Según fuentes de la investigación, la alerta la dio una vecina al escuchar los gritos y sollozos de la víctima, una mujer canaria, en la vivienda okupada. Al lugar acudieron en un principio efectivos de la Policía Local de Santa Lucía que, al llegar, observaron a través de la ventana a una mujer sangrando por la cabeza y desnuda, que les relató que había sido agredida físicamente y violada por su expareja. Una ambulancia con sanitarios del Servicio Canario de Salud acudió también en auxilio de la mujer, que relató a los agentes de la Guardia Civil que habían sido alertados de la agresión de su expareja. Les dijo que la había drogado y pegado varias veces con un bloque en la cabeza. El presunto agresor, de nacionalidad marroquí, fue detenido por los agentes menos de una hora después.

Está acusado de homicidio en grado de tentativa y quebrantamiento de condena

Los sanitarios que atendieron a la víctima decidieron trasladarla al hospital Insular ante la gravedad de las lesiones, como un corte en la parte derecha del cuello bastante profundo, otra en la ceja y en la frente, un traumatismo en la rodilla y marcas de presión en las muñecas.

La víctima relató a los agentes que había ya denunciado previamente por violencia de género a su expareja. Estos, al comprobar la condena previa pudieron hacerse con una foto del presunto agresor, que se distribuyó entre los efectivos de la Guardia Civil y la Policía Local que iniciaron su búsqueda después de que la víctima fuera trasladada por los sanitarios. Según fuentes judiciales, los agentes indagaron por las viviendas en las que habitan okupas de nacionalidad marroquí por las zonas de Orilla Baja, Orilla Alta, Sardina, Casa Pastores y el barranco de Tirajana. Finalmente, el hombre fue detenido cuando caminaba por la la Avenida de Canarias de la localidad de Vecindario.

Mientras se realizaba la búsqueda de M.B. se activó al equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Vecindario para realizar una inspección ocular de la vivienda donde ocurrió la agresión para obtener indicios del arma utilizada que le ocasionó el corte en el cuello y que estuvo a escasos milímetros de cortar la aorta de la víctima y terminar con su vida.