Un agente practica el tiro en una galería virtual de la Policía Nacional. / DGP

Tiro a la pantalla

La Policía Nacional estrena seis galerías virtuales para entrenar a sus agentes en diferentes situaciones

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZ Madrid

El sargento Murtaugh y el sargento Riggs ya no tendrán que malgastar cartuchos en la galería de tiro de 'Arma Letal' para afinar su puntería. Tampoco el cadete Takelberry estará obligado a echar puertas abajo con su escopeta del 12 en 'Loca Academia de Policía'. Los tiempos avanzan y los videojuegos se han mostrado útiles en muchas facetas de la vida. Los pilotos de competición se aprenden los circuitos en una consola, los maquinistas son adiestrados para llevar trenes de alta velocidad con un simulador y ahora son los miembros de las fuerzas de seguridad los beneficiados de las nuevas tecnologías.

La Policía Nacional estrena seis galerías de tiro virtuales para el entrenamiento de sus agentes. Parecidas a las salas que han proliferado en los últimos años donde uno puede matar alienígenas, boinas verdes o enfrentarse a un ejército de monstruos que quieren invadir la Tierra, los sistemas de tiro virtual policiales permiten recrear situaciones reales, diseñar varios tipos de prácticas adaptadas a las necesidades específicas de las diferentes unidades y obtener datos para el seguimiento y valoración de los ejercicios.

De estas seis novedosas galerías virtuales tres de ellas estarán en Madrid -una ya se encuentra operativa en el Complejo Policial de Canillas, otra en la Comisaría General de Seguridad Ciudadana y una tercera en las dependencias del Complejo Policial de Pío XII-; en La Coruña, donde tiene su sede la Jefatura Superior de Galicia; en Las Palmas, dentro de la Jefatura Superior de Canarias;y una más en Granada, sede de la Jefatura Superior de Andalucía Oriental.

El sistema de tiro virtual, que puede ser utilizado con fuego real o con un sistema láser, se integra en las galerías de tiro ya existentes. Está compuesto por una consola de control, sensores para la detección de disparo, un equipo inalámbrico, audio, proyector de vídeo y pantalla, así como sistemas láser para las armas de dotación policial, réplicas de la pistola reglamentaria HK USP Compact de 9 mm parabelum y un sistema láser para tiro nocturno.

100 disparos por segundo

Según explican desde la Dirección General de la Policía, estos sistemas que tienen una capacidad para detectar hasta 100 disparos por segundo –con una precisión inferior a unos diez milímetros para fuego real– y admiten secuencias de disparos de múltiples tiradores simultáneos tanto en fuego real como en modo virtual. Además disponen de efectos de sonido y de vídeo para alterar las condiciones de ejecución de los ejercicios. Se podrá disparar sobre blancos en movimiento y recrear situaciones prácticamente reales con capacidad de adaptarse tanto a las necesidades del personal como de las diferentes unidades policiales.

La galerías de tiro virtuales cuentan, además, con un sistema de gestión que se integra en bases de datos. De esta manera, los agentes serán evaluados y el resultado se adjuntará automáticamente de la documentación relativa al Plan Nacional de Tiro de la Policía Nacional. De esta manera está previsto obtener el mejor adiestramiento en el uso de las armas de fuego en aquellas circunstancias en las que deban ser utilizadas. En todo caso, el fuego real seguirá siendo imprescindible para el adiestramiento policial y no solo por el retroceso del arma.