Manifestación contra el aborto. / R. C.

Una sola voz contra la eutanasia

Más de un centenar de asociaciones se constituyen en asamblea contra la eutanasia, el aborto y «la destrucción social del Gobierno»

COLPISA

Más de 120 organizaciones defensoras de la vida, la libertad y la dignidad de la persona se constituyeron ayer en asamblea para unirse en una sola voz contra la legalización de la eutanasia, la ampliación de la ley del aborto y, en general, «contra el proyecto de destrucción social» que atribuyen al Gobierno de coalición PSOE-Podemos.

Detrás de la Asamblea por la Vida, la Libertad y la Dignidad, como así se llama el colectivo, hay nombres conocidos de la política española como el exministro Jaime Mayor Oreja, presidente de la Federación Europea One of Us, o la expresidenta del PP vasco, María San Gil, vicepresidenta de la Fundación Villacisneros. Otras asociaciones que integran la asamblea son Cristianos en Democracia, la Federación Española de Asociaciones Provida, el Foro de la Familia, la Asociación Católica de Propagandistas y responsables de colectivos médicos como el presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Manuel Martínez-Sellés.

La asamblea nace como «respuesta a la preocupación y rechazo de millones de españoles a las prioridades legislativas del Gobierno», que, a su juicio, «pretenden la destrucción de un orden social fundamentado en principios y valores cristianos, asentados en la dignidad de la persona humana y buscan el enfrentamiento y la desestabilización social», según un comunicado, en el que añaden que la legalización de la eutanasia, «unida al desprecio de un plan de cuidados paliativos» y la ampliación de la ley del aborto, han supuesto un punto de inflexión en la actividad de este centenar largo de organizaciones que, en su momento, impulsaron un manifiesto contra la ley de la eutanasia.

La asamblea lanzará una recogida de firmas para un plan integral de cuidados paliativos y prepara movilizaciones

 

Los convocantes planean el lanzamiento de una Iniciativa Legislativa Popular para un plan integral de cuidados paliativos, así como pequeñas movilizaciones, ante las restricciones decretadas por la crisis sanitaria de la covid-19, en las principales ciudades de España. «Hoy es el primer paso de muchos», ha enfatizado Mayor Oreja, que subrayó que la nueva asamblea civil no sólo nace como defensa del valor de la vida «sino que tenemos la obligación de defender el valor de la verdad, de la libertad de educación y la libertad religiosa».

«Ignora a parte de la sociedad»

La Asamblea, que ha sido moderada por el periodista Javier Nieves, comenzó con la intervención de Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Asociación Católica de Propagandistas, para quien la tramitación de la Ley de la Eutanasia « ignora el sentir de gran parte de la sociedad española. Ignora las necesidades de los enfermos que se encuentran en esa situación de vulnerabilidad y fragilidad y las de sus familias. Ha pretendido hurtar del debate social la verdadera cuestión que no es otra que la defensa de la vida». El presidente dela ACdP también ha señalado que «como personas, como ciudadanos y en muchos casos también como creyentes, afirmamos el valor de la vida humana en cualquiera de sus circunstancias. Por ello el progreso de la Humanidad, y el de cada sociedad, va ligado a la afirmación propia de una antropología que entienda así la vida».

«Reivindicamos nuestro derecho a pensar y a actuar según nuestros criterios y convicciones. Tenemos que contar la verdad»

María san gil

Sobre la importancia de la acción social y su influencia en la política, la vicepresidenta de la Fundación Villacisneros, María San Gil, ha afirmado que en estos momentos tan críticos «la sociedad necesita referentes, argumentos, pedagogía y liderazgo. Todos formamos parte de diferentes asociaciones y fundaciones así que tenemos que ser coherentes y honestos con aquello que defendemos, tenemos que reivindicar nuestro derecho a existir, a pensar y a actuar según nuestros criterios y convicciones. Y tenemos que contar la verdad a una sociedad a la que quieren adormecer y transformar».

«La cultura de la muerte está envuelta en mentira y, con la verdad, hay que destruir los 'dogmas antivida'»

alicia de la torre

Ignacio García-Juliá, presidente del Foro Español de la Familia, por su parte, ha animado a no desalentarse ante las dificultades: «La mera actuación conjunta, la proposición a la sociedad de ideas sensatas y razonadas, el suscitar conversaciones que capilaricen nuestras propuestas, el transmitir que no estamos solos y que somos mayoría, ya es un éxito y un triunfo de la razón». Además, ha resaltado la importancia de esta Asamblea, que «se constituye como enlace e instrumento de continuidad, generador de ideas, propuestas y argumentos, difusor de iniciativas».

La asamblea ha sido clausurada por Jaime Mayor Oreja, presidente de la Federación Europea One of Us. / R. C.

Plan de Cuidados Paliativos y movilizaciones

Josep Miró i Ardèvol, presidente de E-Cristians, ha desglosado una seria de acciones entre las que destaca el lanzamiento de una Iniciativa Legislativa Popular para un Plan Integral de Cuidados Paliativos. Además, ha hablado sobre la necesidad de realizar otras acciones que «se engloban bajo el concepto de ampliar el debate público para mostrar los daños de la Ley de la Eutanasia y sus falacias. También su inconstitucionalidad».

Ante la actual situación de restricciones y la evolución de los datos de la pandemia, Daniel Fernández, director de Cristianos en Democracia, ha propuesto convocar pequeñas movilizaciones simultáneas y con continuidad en las principales ciudades de España o la recogida de firmas para impulsar cualquier Iniciativa Legislativa Popular, teniendo en cuenta el gran número de organizaciones que desde hoy se involucran en esta nueva iniciativa.

«La eutanasia está condenada por la Asociación Médica Mundial y el Comité de Bioética»

Para Alicia de la Torre, presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, «la cultura de la muerte está envuelta en mentira y, con la verdad, hay que destruir los 'dogmas antivida'. Es una mentira que provoca muerte, dolor, corrupción, violencia y desesperanza». Por este motivo, ha puesto en valor estos aspectos: mostrar la verdad, saber comunicarla, ser constantes y estar unidos. También ha recordado el compromiso de realizar, como se viene haciendo desde 2011, un acto público y unitario en torno al Día Internacional de la vida, con el lema de 'Sí a la vida'.

«Prohibido en el juramento hipocrático»

José Manuel Pagán Agulló, rector de la Universidad Católica de Valencia, ha afirmado que «las universidades católicas debemos trabajar juntas, la gravedad del momento lo exige; hemos empezado a realizar acciones conjuntas pero no es suficiente, debemos organizarnos y compartir estrategia en la urgente tarea de mantener despierta la sensibilidad ante la verdad y el bien. La defensa de la vida humana, desde su concepción hasta la muerte natural; la libertad religiosa; o el derecho a la educación, entre otras, son las verdades del orden natural que, de manera especial nuestras universidades deben difundir en favor de una sociedad más digna».

«Tenemos la obligación de defender el valor de la verdad, de la libertad de educación y la dignidad de la persona»

jaime mayor oreja

Respecto a la respuesta de los médicos ante la Ley de Eutanasia, Manuel Martínez Sellés, presidente del Colegio de Médicos de Madrid, ha afirmado que la eutanasia no es un acto médico, que quiebra la relación médico-paciente y que se prohíbe explícitamente en el juramento hipocrático y en el código deontológico, además de estar condenada por la Asociación Médica Mundial y el Comité de Bioética. También ha destacado que lo realmente necesario es paliar el sufrimiento con cuidados paliativos, que actualmente tienen un desarrollo muy insuficiente en España.

Defender la verdad y la libertad

La asamblea ha sido clausurada por Jaime Mayor Oreja, presidente de la Federación EuropeaOne of Us, quien ha incidido en el importante punto de inflexión que supone esta plataforma de más de 120 organizaciones para hacer frente al proyecto de destrucción social que está llevando a cabo el Gobierno de España. Además, Mayor Oreja ha señalado que hoy es el primer paso de muchos y que, desde «el compromiso de unidad, de suma y de coordinación, no solo tenemos que llevar adelante esta asamblea, no solo es la defensa del valor de la vida, por decisivo que sea este, sino que tenemos y tendremos la obligación de defender el valor de la verdad, de la libertad de educación y la libertad religiosa, de la naturaleza y dignidad de la persona humana, del significado profundo de España, del papel histórico de la Monarquía y de la Iglesia en nuestra nación».