Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 19 de junio
Las presidentas de las asociaciones y las madres afectadas por los retrasos en los procedimientos de discapacidad y dependencia. C7
«Es inaceptable que los más vulnerables sigan sufriendo retrasos burocráticos»

«Es inaceptable que los más vulnerables sigan sufriendo retrasos burocráticos»

Asociaciones y familias afectadas denuncian que «pierden sus derechos» al no poder renovar su grado de discapacidad por «falta de personal»

Lucía Álamo Valencia

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 3 de mayo 2024, 16:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tres asociaciones y familias afectadas por retrasos en los trámites de discapacidad y dependencia del Gobierno de Canarias han decidido formar una alianza para «luchar por los derechos de las personas con alguna de estas problemáticas» ante «la falta de respuesta» por parte del Ejecutivo. Las personas que forman esta alianza denuncian que «es inaceptable que los más vulnerables sigan sufriendo retrasos burocráticos».

Las asociaciones Con Tu Ayuda Todos Sumaremos, liderada por Janhet Duro; Somos Uno Más, presidida por Carolina Buritica; y Unidos Por Un Sueño, representanda por Amy Elimane, junto con Catrina Monzón e Irene Valerón, madres de dos niños con trastorno del espectro autista, fueron las encargadas de dar voz y denunciar la falta de «asistencia a las personas con algún tipo de discapacidad» en una rueda de prensa ayer.

Janhet Duro mostró su «preocupación por los retrasos persistentes en la implantación de la Ley de Discapacidad y Dependencia y las valoraciones tardías» de las personas afectadas. Asimismo, consideró que la «falta de apoyo por parte de las instituciones causa desconfianza en el sistema de protección social».

Una paralización que obliga a las familias a reubicarse

Esta alianza está creada, según sus representantes, para abordar una «preocupación urgente y persistente» como es la paralización de las ayudas que deberían recibir las familias, tales como la deducción por maternidad de hijo a cargo con discapacidad, la prestación económica, la beca para estudiantes con necesidad específica de apoyo educativo o las tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad.

Catrina Monzón, una de las madres afectadas, contó una anécdota que resume lo que supone para ella no tener los papeles de su hijo en regla: «Tráfico me multó por tener la tarjeta de estacionamiento caducada y dejar el coche en un aparcamiento para personas con necesidades específicas. No tengo los papeles de mi hijo habilitados pero él sigue teniendo un 65% de discapacidad, ¿qué puedo hacer?, se preguntó.

El hijo de Catrina tenía una revisión para renovar sus papeles el pasado 30 de julio de 2023 y nueve meses después sigue sin respuesta y sin recibir ningún tipo de ayuda económica. Debido a las necesidades que tiene el pequeño, y las insuficientes ayudas que recibe por parte del gobierno canario, a Monzón le supone un «sacrificio» seguir ofreciéndole los servicios que necesita su hijo, como piscina adaptada o terapia ocupacional, dado que tiene que hacerse cargo del sobrecoste con un puesto de trabajo a media jornada.

Irene Valerón es otra madre afectada que quiso aportar su experiencia. En su caso, su hijo de 11 años tenía revisión el pasado 30 de octubre y Valerón aseguró que su teléfono no ha sonado ni para «avisar de los atrasos».

Según el punto de vista de Irene, lo peor para ella es pensar que no tiene como «cubrir las necesidades de su hijo» y denunció que el Ejecutivo canario no tenga un «plan B» mientras se resuelvan los trámites burocráticos para ayudar a familias que se sienten «olvidadas, desamparadas y sin derecho».

En conformidad con el resto de las asociaciones, Janhet Duro, recalcó la importancia de que se contrate más personal. Desde esta alianza consideran que así pueden evitar que los funcionarios que están tramitando este tipo de ayudas se «saturen» y no se vean en la necesidad de coger bajas laborales.

Para terminar, Duro lanzó un mensaje a la ciudadanía enfatizando en que «juntos podremos lograr un cambio significativo».

Más de un año esperando después de un grave ictus

En la convocatoria de prensa de las asociaciones que denuncian retrasos en discapacidad y dependencia no pudieron estar presentes todas las familias afectadas por estos retrasos burocráticos y que se han movilizado, pero Catrina Monzón e Irene Valerón actuaron como portavoces leyendo sus casos y el tiempo que llevan en espera. Uno de ellos es un hombre de 44 años residente en Gran Canaria que sufrió un ictus y lleva desde el 25 de abril de 2023 esperando valoración. También hay una chica de 22 años que lleva esperando por su grado de discapacidad desde abril de 2022. Dos años sin tener unos papeles que le garanticen prestaciones y, como afirmó Irene Valerón, les corresponden por «derecho y no por capricho»

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios