Día Mundial de la Lucha contra el cáncer

«Sufrí un tumor de mama maligno, los hombres tenemos que hacernos revisiones»

17/10/2019

Juan Carlos Delgado, chófer de profesión, descubrió que tenía cáncer de mama tras un frenazo conduciendo.

El próximo 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el cáncer de mama. Esta fecha pretende sensibilizar a la población con un mensaje clave: la importancia de la detección precoz, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama, lo cual sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad.

Actualmente el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en desarrollo. Sin embargo, se estima que 1 de 100 hombres también sufren cáncer de mama por lo que también se recomienda revisiones para la detección precoz. Es el caso de Juan Carlos Delgado, un chófer de guaguas de Las Américas, en el sur de Tenerife, que se enteró casi por casualidad de que tenía un tumor en el pecho.

«Sufrí un tumor de mama maligno, los hombres tenemos que hacernos revisiones»

«Hace cuatro años y medio, en 2015, pegué un frenazo por culpa de un señor que se saltó un stop y el cinturón me apretó el pecho. Nunca le estaré lo suficientemente agradecido porque aquel frenazo movió el tumor, que estaba escondido, y me llevó al médico de cabecera», asevera Juan Carlos, que en principio no le dio ninguna importancia a aquel dolor en el brazo.

«El brazo se me dormía y tenía molestias. También el pezón se te retrae, y ese es uno de los síntomas. Pensé que era producto de impacto del cinturón. Pero el dolor no aminoraba y fui a mi centro de salud. El doctor quedó extrañado y tras auscultarme y notar unos bultos, decidió hacerme una ecografía urgente», recuerda admitiendo que aquello le pudo salvar la vida.

«Sufrí un tumor de mama maligno, los hombres tenemos que hacernos revisiones»

La prueba descubrió que tenía un tumor de mama que estaba escondido y que ya se había extendido a los ganglios. Una biopsia confirmó que el tumor era maligno. «Me quedé impactado cuando me lo dijo el doctor. No solo por la gravedad de la situación, sino porque no te lo esperas. Es una enfermedad que lo asocias desgraciadamente a las mujeres, pero el cáncer de mama no entiende de géneros ni condición. Tenían que operarme urgentemente. En dos meses, tras hacerme las pruebas, estaba en el quirófano. Me realizaron una mastectomía completa y me tuvieron que quitar los ganglios del brazo derecho porque se había extendido. Me llevé un golpe tremendo, fue muy duro», recuerda con el paso del tiempo Juan Carlos, transmitiendo sin embargo un mensaje positivo.

«Espero que mi ejemplo sirva para erradicar la idea de que solo afecta a las mujeres. Tenemos que concienciarnos y consultar sin ninguna vergüenza a nuestro médico de cabecera. Porque en la mayoría de los casos, si se coge a tiempo, se supera», recomienda este chófer de guaguas que, gracias a su tesón y optimismo, volvió a su puesto de 11 meses después.

«Sufrí un tumor de mama maligno, los hombres tenemos que hacernos revisiones»

«Fue un proceso muy difícil porque psicológicamente te afecta la intervención y luego el proceso con la quimioterapia. Al principio la gente se sorprende porque tengas cáncer de mama por el hecho de ser un hombre, pero tengo que dar las gracias a la Asociación Española contra el Cáncer por el asesoramiento y a toda mi familia, amigos y compañeros por el gran apoyo», afirma Juan Carlos, que en estos momentos solo tiene que tomar una pastilla diaria y cumplir con las revisiones cada seis meses. La última será el próximo mes de abril, a partir de entonces el control será anual.

«Sufrí un tumor de mama maligno, los hombres tenemos que hacernos revisiones»

«Mi mensaje para todos los hombres es que no tengan miedo, que pidan información a su médico de cabecera. Que se informen, que no es vergonzoso tener un cáncer de mama. Es una cosa común y nos puede tocar esa lotería. La probabilidad es muy baja, más en hombres, pero nos puede tocar por lo que es muy importante prevenir y detectar el tumor con tiempo. Tenemos médicos muy buenos y, con fuerza y ayuda, se puede superar. Yo soy el ejemplo», afirma Juan Carlos Delgado.