Sanidad

Si padece hipertensión y toma valsartán, acuda a su farmacia

07/07/2018

Sanidad insta a los pacientes canarios que tomen el principio activo retirado por un lote defectuoso a que, con su medicamento en mano, consulte al farmacéutico. Se ha modificado la receta electrónica para que pueda sustituirse aunque la fecha no se haya cumplido. En España 470.000 personas toman el fármaco.

Si padece de tensión alta y toma algún medicamento con valsartán lo primero es guardar la calma y seguir el tratamiento. Aunque la Agencia Española del Medicamento haya advertido de que se han distribuido lotes defectuosos con este principio activo. Ante la alerta, las farmacias han retirado con normalidad el medicamento de sus oficinas.

«Hoy [por ayer] en las farmacias no quedarán ninguno de los lotes afectados», afirmó Fernando Guerra, secretario del Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas. «Tenemos un procedimiento muy protocolizado para la retirada de medicamentos. A veces se tienen que eliminar lotes porque el prospecto viene mal. En este caso es por el principio activo», explicó.

Pero ¿qué ocurre con los pacientes que tienen una caja en casa?

Lo más importante, apuntó Guerra, es «no abandonar el tratamiento, no pueden dejar que se descompense la tensión», aseguró Guerra, quien pidió que las personas hipertensas que toman valsartán acudan a la farmacia a comprobar si su caja pertenece a un lote defectuoso o no.

Esta fue también la recomendación que, tras la reunión de los distintos estamentos sanitarios canarios, emitió ayer la Consejería de Sanidad en una nota de prensa.

Si el medicamento que tiene el paciente en su poder está incluido en los lotes señalados en la alerta debe cambiarlo. El problema es que con la receta electrónica no se pueden adquirir medicamentos fuera de la fecha asignada, con lo que habría que pedir una cita médica.

Precisamente «acudir al médico» fue lo primero que recomendó la Agencia Estatal del Medicamento. «Si usted está utilizando alguno de los medicamentos incluidos en el anexo, no interrumpa el tratamiento y acuda a su médico para la sustitución del medicamento que están tomando por otro con la misma composición que no esté afectado por este defecto de calidad», recogía en la alerta emitida el jueves.

Esta situación podría «colapsar» los servicios de atención primaria, reconocían ayer fuentes sanitarias. De ahí que se optara por recomendar la consulta en la farmacia.

Guarde su factura para que le devuelvan el copago

La Consejería de Sanidad, además, modificó ayer «el programa informático de receta electrónica de modo que permita cambiar las fechas de cobertura del valsartán. Así los pacientes pueden obtener un nuevo envase sin acudir al centro de salud y sin tener que pasar el tiempo establecido para la renovación de su tratamiento», anunció por la tarde.

Casi 470.000 personas en España toman el medicamento que contiene el principio activo valsartán, según informa Efe citando fuentes del Ministerio de Sanidad.

Desde que se emitió la alerta, explicó el director del Servicio Canario de Salud, Conrado Domínguez, «nos coordinamos con el 012 y el servicio de urgencias (SUC) para ofrecer respuesta común a los pacientes que pudieran llamar para resolver sus dudas por tomar valsartán».

Prevención. La retirada y alerta de estos medicamentos se ha llevado a cabo por «prevención» tras detectar una impureza que podría producir cáncer, según la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los fármacos afectados, todos ellos en forma de comprimidos, han sido distribuidos por las farmacéuticas y laboratorios Kern Pharma, Alter, Cinfa, Normon, Pensa Pharma, Sandoz, Almus, Aurovitas Spain, Combix, Ranbaxy, Stada, Qualigen, Ratiopharm, Tarbis, Tecnimede España, Tedec-Meiji Farma.

El cambio introducido ayer en el sistema informático para que se pueda adelantar la dispensación de medicamentos en la receta electrónica obliga al paciente a volver a pagar. Sanidad ha establecido un protocolo para reembolsar esta aportación adicionales. Guarde la factura que justifique del nuevo pago para el posterior reembolso, en el que se priorizará a los pensionistas.