Las farmacias canarias tienen algunos «productos limitados»

23/03/2019

Los colegios de farmacéuticos sostienen que en la actualidad no hay ninguna urgencia de medicamentos, como sí la hubo, dicen, el año pasado. Valoran que Sanidad busque el problema de fondo con los laboratorios.

R.r. / Santa Cruz de Tenerife

Las farmacias canarias tiene problemas de suministro con algunos medicamentos, pero «no hay una situación de urgencia» como la que pudo haber el otoño pasado cuando fármacos como Dalsy, Nololtil o Adiro, entre otros. El presidente de Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas, Juan Ramón Santana, reconoció ayer que las farmacias de Canarias tienen, como el resto del país, «algunos productos con suministro limitado», pero eso no quiere decir, advirtió, que haya desabastecimiento.

Su homólogo en la provincia tinerfeña, Manuel Ángel Galván, admitió igualmente que «están faltando» algunos medicamentos pero que, ni muchos menos, se puede hablar de un problema de suministro grave. También recordó la situación vivida el año pasado, cuando hubo un «problema gordo» con el Dalsy «porque los usuarios no querían los genéricos que no tienen el sabor a fresa» de este medicamento de marca (un ibuprofeno infantil).

Esa situación, dice Galván, marcó un punto de inflexión en Canarias en tanto que a partir de entonces los farmacéuticos y los distribuidores de medicamentos en las islas comenzaron a tener un mayor stock de productos genéricos del que tenían entonces. «Ahora, como ya se tomaron medidas ampliando a otros principios activos con idéntica aplicación, ya no está habiendo problemas», reconoce Santana al tiempo que admite que «sí es cierto que los laboratorios están trabajando con suministros limitados».

Tanto Juan Pedro Ayala como Manuel Ángel Galván varoloraron ayer positivamente que el Ministerio de Sanidad, de forma coordinada con el sector farmacéutico y las comunidades autónomas, haya dado el paso de intervenir y presionar a los laboratorios para que no frenen o limiten el suministro de medicamentos. En especial, dijeron, aquellos medicamentos que no son sustituibles por genéricos y que obligan a los farmacéuticos a derivar al paciente al médico para que le prescriba otro tratamiento.

Como ya hicieran hace unas semanas, cuando la Agencia Española del Medicamento y productos Sanitarios (Aemps) lanzó un aviso sobre el problema de suministro de Adiro (ácido acetilsalicílico) a las farmacias españolas, los farmacéuticos canarios reiteraron su llamamiento a la calma y pedir a los pacientes «que no se ponga a acaparar cajas de Adiro» o de otros fármacos que suelen fallar, como Nolotil, Dalsy o Tranquimazin, porque con eso «solo lograran que el problema se agrave», decían entonces.

Una vez más, los farmacéuticos lamentaron que se esté creando una «alarma innecesaria» porque, reiteraron, «la población tiene que tener muy claro que si falla un medicamento hay alternativas», tantas como que se puede recurrir incluso a medicación extranjera o la formulación en farmacias de un determinado medicamento.

Recordaron, además, que la ficha de cada uno de los 274 fármacos que registran problemas de suministro en las farmacias españolas en estos momentos (488 presentaciones) indica cuáles son sus alternativas y que la mayoría de las veces es un genérico que las farmacias tienen sin problema en stock.

Notificaciones. La agencia del medicamento registró durante 2018 un total de 1.332 notificaciones de problemas de suministro de medicamentos en toda España, lo que supone un 44% más con respecto a 2017. Así se recoge en el Informe semestral sobre la situación de los problemas de suministro en España publicado por la Aemps.

El documento establece, según Europa Press, que se registraron 749 problemas de suministro durante el segundo semestre del año pasado, que afectan al 2,39% de los fármacos autorizados. Se restablecieron hasta el 45,8% de los casos dentro de ese semestre, y el 68,14% a 15 de marzo de este año. La media de la duración fue de 74 días y la mediana de 60 días, aunque ambos datos son superiores a los de los primeros seis meses del año.

La falta de algunos medicamentos se incrementó «de forma sustancial» durante el segundo semestre del año (28% más con respecto a los primeros seis meses), principalmente (más de un 60%) por la retirada de fármacos que contienen como principio activo valsartán, utilizado en la fabricación de numerosas presentaciones farmacéuticas que fueron retiradas del mercado por contener nitrosaminas.

Esta retirada generó la ausencia en el mercado de más de 100 presentaciones de distintos medicamentos, «si bien en todo momento existió cantidad suficiente de las alternativas disponibles, por lo que los pacientes han podido conseguir su medicación», aclara la Aemps. Asimismo, el informe indica que se produjo un incremento de problemas debido a «dificultades» en conseguirlo. En conjunto, los problemas de fabricación-capacidad son casi el 50% de las causas (en el periodo anterior eran casi el 60%).

El incremento en las notificaciones de problemas de suministro coincide con los datos de otros países europeos, donde, por ejemplo, en Reino Unido en los últimos 5 años ha habido un incremento del 130%.