La OMS advierte a Europa para que esté lista para la llegada de nuevas olas

27/03/2020

El jefe de la oficina europea de la organización recalca que la lucha contra la pandemia es «una carrera de fondo» y pide que no se baje la guardia. Italia supera ya los 8.000 fallecidos desde que comenzó la crisis pero crecen los datos positivos

ETIQUETAS:

Los sistemas sanitarios de Europa, región que concentra un 60% de los nuevos casos de COVID-19, no deben bajar la guardia y han de prepararse para posibles segundos o terceros picos de la pandemia, advirtió el jefe de la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge

«Debemos ser conscientes de que afrontamos una nueva realidad: esto no es una carrera de esprint sino un maratón, y una vez se levanten las medidas restrictivas podría haber un segundo o un tercer pico de casos», señaló Kluge en teleconferencia desde Copenhague.

«Si sólo se presta atención a la Unión Europea y el virus por ejemplo se extiende al este del continente, podría regresar, esto es una prueba de nuestra resistencia y tenemos que solidarizarnos unos con otros», insistió.

El médico belga resaltó que en una semana los contagios y las muertes asociadas con el coronavirus se han triplicado en Europa, y cuatro de los cinco países que muestran un mayor avance de la pandemia son del Viejo Continente (España, Italia, Francia y Suiza).

Kluge aseguró que la actual crisis sanitaria debe servir para aprender lecciones y poner a partir de ahora la salud «en lo más alto de la agenda política», sin cometer el error de pasar rápidamente página cuando lo peor haya pasado.

El responsable de la OMS señaló que Asia ha mostrado en esta pandemia estar «mejor preparada», gracias en parte a la experiencia de haber sufrido mayores crisis sanitarias en pasados años, como las causadas por otros coronavirus, como el SARS y el MERS.

«Sus sociedades están mejor preparadas para medidas drásticas», reconoció, insistiendo que a la hora de aplicar éstas debe buscarse un equilibrio entre la salud, el impacto socioeconómico y los derechos humanos.

De hecho, el número de muertos en Italia con coronavirus alcanzó los 8.165, al registrarse 662 entre el miércoles y el jueves, una cifra inferior a los dos días anteriores.

Sin embargo los casos positivos han vuelto a crecer después de cuatro días de descensos y actualmente son 62.013, tras contabilizarse 4.492 en solo una jornada, según los datos ofrecidos ayer jueves por Protección Civil.

El nuevo alza en el número de contagios diarios se debe especialmente a Lombardía, la región más afectada, donde en las últimas veinticuatro horas aumentaron en más de 2.500.

Lombardía acumula ya 34.889 contagios totales y 4.861 fallecidos y la siguen Emilia Romaña (10.816 contagios totales), Véneto (6.935) y Piamonte (6.534), las cuatro regiones en el norte de Italia.

De los más de 62.000 enfermos positivos, 3.612 se encuentran en unidades de cuidados intensivos, mientras que más de 33.500 están en aislamiento domiciliar y un total de 24.753 están hospitalizados.

El incremento en la cifra de nuevos contagios interrumpió la tendencia bajista de las últimas cuatro jornadas, lo que, según el subdirector de Protección Civil de Italia, Agostino Miozzo, puede deberse a una «acumulación de pruebas que se han hecho en los últimos días y se han contabilizado ayer».