La lista de espera baja un 5,3%

24/07/2018

Entre enero y junio de este año se redujeron 1.513 pacientes en el área quirúrgica en el archipiélago, donde 27.165 aguardan por entrar en quirófano y la demora media para ser intervenido se reduce 30 días, según los datos a fecha de 30 de junio que ayer dio a conocer la Consejería de Sanidad.

La lista de espera quirúrgica en el Servicio Canario de la Salud (SCS) descendió un 5,3% en los primeros seis meses de este año con respecto a diciembre pasado hasta situarse en 27.165 pacientes, lo que supuso una reducción de 1.513 usuarios frente a los 28.778 del último mes de 2017. Además, entre enero y junio se redujo la espera de pacientes de más de seis meses en un 32,1%, que implica que 3.149 personas han salido de la lista con respecto al 31 de diciembre de 2017 cuando habían 9.796. La demora media para ser intervenido también bajó en este semestre en el se que logró rebajar el tiempo en 30 días hasta situarse en 146 días frente a los 176 de media del pasado diciembre, es decir, se disminuyó la demora media para una intervención quirúrgica un 17% con respecto al último semestre, según los datos de lista de espera del corte a 30 de junio de este año.

Cambio de tendencia

José Manuel Baltar, consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, comparecíó ayer ante los medios de comunicación junto a Conrado Domínguez, director del Servicio Canario de Salud (SCS) en una rueda de prensa para dar a conocer los datos de las listas de espera correspondientes al corte de 30 de junio, resultados. Ambos, mostraron su satisfacción «por los datos muy positivos» que se arrojan en este primer semestre del año. Según resaltó Baltar, estas cifras ponen de manifiesto «un cambio de tendencia a la baja mantenido en el tiempo», gracias al «compromiso y esfuerzo que han realizado todos los profesionales del SCS y los distintos equipos directivos de las gerencias hospitalarias durante el último año y medio pero, sobre todo, desde diciembre de 2017 hasta ahora», matizó Domínguez.

Objetivo cumplidos

En esta línea, el consejero manifestó que en «seis meses nos marcamos como objetivos dar un impulso a los pacientes que mayor demora presentaban, buscando al mismo tiempo un equilibrio entre las entradas, salidas y la atención a las patologías urgentes.

«Este descenso en la lista de espera quirúrgica confirma el cambio de tendencia mantenida en el tiempo que venía a anunciado la Consejería de Sanidad», insistió Domínguez, quien apuntó que el esfuerzo que está realizando el personal de la sanidad pública «va por el buen camino, losvientos soplan a favor» y empieza a verse los resultados de la reorganización de los sistemas de trabajo, el Plan Demora, destinado a atender a los pacientes que más esperaban en las especialidades más sobrecargadas, CMA 24, el Plan Funciona II o el Plan Verano puestos en marcha con el objetivo de reducir las listas de espera en Canarias. «Es preciso continuar avanzando y evaluando los programas quirúrgicos para corregir aquellos que se desvíen del resultado esperado conforme al esfuerzo realizado en cada uno de los centros hospitalarios», concretó Domínguez.

Límites óptimos

El director del SCS afirmó, en relación al último plan citado que «se han atacado las esperas más largas que presentaban algunas especialidades –cirugías asociadas a la obesidad mórbida, la traumatología o los problemas de columna– que ha dado como resultado que más de la mitad de los pacientes del SCS esperan en estos momentos menos de tres meses para ser operados».

Domínguez hizo especial hincapié en que el 56% de los pacientes en lista de espera, lo están actualmente menos de tres meses, es decir que 15.956 pacientes de los 27.000 esperan menos de noventa día para entrar en quirófano, que es el «límite óptimo que queremos alcanzar. Este colectivo de pacientes ya está en la franja que los sistemas sanitarios públicos consideran «óptima, una espera media de 90 días o menos, que luego puede alargarse o recortarse en función de las especialidades y de las circunstancias personales de cada enfermo». aclaró.

«Enorme esfuerzo»

Por otro lado, Domínguez indicó que las listas de las especialidades quirúrgicas que registran un «mayor descenso» fueron Traumatología, Oftalmología, Cirugía plástica y reparadora y Neurocirugía. Agradeció el «enorme esfuerzo» realizado por todo el equipo que evidencia que «casi todos los centros lograron reducciones significativas de sus listas de espera, incrementando la actividad, y atender a los pacientes que presentaban mayor demora».