«Es obsceno hablar de eutanasia sin tener paliativos»

15/05/2018

Más de 300 profesionales del Servicio Canario de Salud asistieron ayer a las Jornadas de Bioética. Morir en paz, la autonomía al final de la vida o la ética del cuidado fueron algunos de los contenidos del encuentro sanitario

Mientras no se atienda a los enfermos para que mueran dignamente. es una frivolidad e indecencia aprobar y legislar alguna manera de acabar con la vida. Es un discurso incuestionable. En España nos consta que 75.000 pacientes cada año están en una situación compleja que necesitan de un equipo especializados en cuidados paliativos y no lo reciben. Por lo tanto, mueren con un dolor y sufrimiento intenso y perfectamente evitable si hubieran recibido una adecuada atención paliativa. En este contexto, legalizar alguna forma de acabar con ellos es una obscenidad», sentenció Marcos Gómez Sancho, experto en Cuidados Paliativos y presidente de honor de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos.

De esta manera tajante respondió el especialista a la decisión del Congreso de los Diputados de iniciar la despenalización gracias al apoyo de la mayor parte de los grupos parlamentario a la proposición de ley del Parlament de Catalunya que pide la reforma del Código Penal en este sentido.

Gómez Sancho participó ayer en las I Jornada de Bioética, organizadas por la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud (SCS) dentro de la Estrategia Canaria Islas y Municipios Promotores de la Salud, al que asistieron 300 profesionales para abordar la ética en las políticas destinadas a mejorar la salud de las poblaciones, y que inauguró José Manuel Baltar, consejero de Sanidad, en el auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria. El experto que charló sobre Morir en paz subrayó con énfasis en el debate posterior que «en estos momentos no es prioritario legalizar alguna forma de acabar con los enfermos; lo prioritario es atenderles bien y ayudarles a que tengan una muerte digna, a morir en paz». «Es obsceno hablar y legalizar la eutanasia», insistió.

Recordó que el debate de la eutanasia ha llegado «en 16 ocasiones al Congreso de los Diputados y nunca se ha aceptado. Esta será la primera vez que lo hagan y veremos en qué queda». En su opinión, «se puede morir de manera apacible, serena y digna simplemente con unos buenos cuidados paliativos, con el control de los síntomas y el dolor, co la ayuda de un equipo de profesionales formados. Esto sí es prioritario».