El programa de cribado de cáncer colorrectal «no puede ir más rápido»

20/06/2017

Los problemas de deben a que los servicios del Hospital Universitario de Canarias (HUC) no pueden dar respuesta a las necesidades.

El programa de cribado para detectar cáncer colorrectal se aplica de forma completa en Gran Canaria pero no en las islas llamadas no capitalinas y en Tenerife, donde los problemas de deben a que los servicios del Hospital Universitario de Canarias (HUC) no pueden dar respuesta a las necesidades.

Así lo ha dicho el consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, en la comisión parlamentaria en la que ha comparecido a instancia de Podemos para hablar del programa de cribado para el cáncer colorrectal, que en Canarias se inició en 2009 pero que no llega al cien por ciento de la población.

El consejero ha comentado que la previsión es que llegue a toda la población en 2024, si bien él cree que lo hará antes.

El diputado de Podemos Juan José Márquez ha criticado que el programa funciones al completo en Gran Canaria y mucho menos en Tenerife, y ha destacado su utilidad, ya que con el análisis de las heces se puede detectar la enfermedad en su fase incipiente y con ello salvar vidas y además evitar muchos gastos económicos.

A juicio de Juan José Márquez no tiene sentido no invertir recursos para que este programa llegue a toda la población y ha criticado que de la situación se "aprovechen" intereses privados para hacer las pruebas en sus centros.

La diputada del grupo Mixto Melodie Mendoza ha estimado que entre la población puede haber problemas relacionados con el miedo y la vergüenza para no hacer la prueba, y ha opinado que tal vez habría que hacer campañas de comunicación.

El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, ha subrayado que es necesario potenciar el cribado para la detección de cáncer colorrectal, y además de su importancia para salvar vidas ha destacado que es muy rentable económicamente.

El diputado del grupo Popular Zacarías Gómez ha recordado que el programa se inició cuanto la consejera de Sanidad era su compañera de partido Mercedes Roldós, y ha comentado que no se puede aplicar al cien por ciento de la población debido a que se colapsarían las áreas de digestivo de hospitales.

El diputado del grupo Socialista Marcos Hernández ha dicho que el pasado año sólo el 44 por ciento de las personas citadas para hacer la prueba acudió a realizarla, y ha señalado que se trata de una cifra "preocupante", por lo que ha abogado por generar conciencia a favor de estas pruebas.

El consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, ha reconocido que la asistencia ha sido baja, pero ha afirmado que los números han aumentado con respecto a años anteriores, y ha recordado que se trata de una prueba barata, ya que su coste es de 1,38 euros más el 3 por ciento de IGIC.

José Manuel Baltar ha reconocido que no se ha aplicado más por la incapacidad de algunos servicios hospitalarios, como el del Hospital Universitario de Canarias (HUC) para atender a la población una vez realizadas las pruebas, que si dan positivo requieren de una colonoscopia para confirmar.